Ejercicios para niños con pelota estabilizadora

Los niños disfrutarán la diversión de agregar una pelota estabilizadora su tiempo de ejercicio. Las pelotas estabilizadoras son pelotas grandes que a menudo se les llama pelotas de ejercicio, de terapia o pelota suiza. Se presentan en una variedad de tamaños para niños y adultos, así que elige una sobre la cual tu hijo se pueda sentar en el centro con las caderas y piernas en un ángulo de 90 grados y los pies planos sobre el piso. Con una pelota del tamaño apropiado estará listo para participar en ejercicios divertidos y benéficos.

Extensiones del tronco

Las extensiones del tronco (trunk extensions) ayudan al tono de los músculos centrales. Los músculos centrales son los músculos profundos del abdomen y la espalda que estabilizan y dan soporte al cuerpo conforme se mueve. Para realizar este ejercicio, un adulto coloca algunos juguetes u objetos pequeños en el piso junto a la pelota estabilizadora. El niño entonces se recuesta sobre su estómago sobre la pelota mientras que el adulto lo sostiene de las caderas. El niño se estira para recoger los objetos del piso y después se extiende para colocarlos sobre una mesa cercana.

Gatear de manos

El gateo de manos (hand crawls) también desarrolla fuerza en los músculos de los brazos y centrales. El niño se recuesta boca abajo sobre la pelota estabilizadora y las manos tocando el piso. Entonces utiliza sus manos para empujarse en círculo.

Superman

El ejercicio de superman ayuda a mejorar la postura y el balance. El niño se recuesta sobre la pelota boca abajo. Extiende sus piernas y brazos para que su cuerpo quede completamente extendido. Si realizar este ejercicio con ambos brazos y ambas piernas resulta demasiado difícil, el niño puede levantar la pierna derecha y el brazo izquierdo y después alternar.

Habilidades básicas de pelota

Los niños pueden ejercitarse y practicar las habilidades básicas de pelota con la pelota estabilizadora. El gran tamaño de la pelota estabilizadora hace que el aprender las habilidades básicas sea sencillo, como el lanzar y atrapar. Se puede agregar movimientos para que el ejercicio sea más difícil conforme el niño se vuelva más hábil. Los niños pueden realizar ejercicios y hacer relevos o jugar juegos en los cuales botan la pelota a otra persona. La coordinación de ojos-mano puede atenderse al pedir que el niño pase la pelota a otro al dar un paso lateral. El patear la pelota desarrolla la coordinación y los músculos de las piernas. Incluso los bebés que apenas caminan aprenden las habilidades básicas de pelota rodando la pelota a otra persona y después estirando los brazos para recibirla.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda hagood | Traducido por glen boyd