Ejercicios de neuropatía para manos

La neuropatía es un trastorno nervioso que viene con frecuencia junto con enfermedades como la diabetes, hipoglucemia, trastornos de la tiroides o alcoholismo. Los síntomas incluyen hormigueo, entumecimiento, espasmos, debilidad muscular, limitado rango de movimiento y una sensación de ardor debajo de la piel. El ejercicio puede aliviar los síntomas y ayudar en el tratamiento, pero no es una cura. Los pacientes suelen trabajar con terapeutas físicos u ocupacionales para disminuir el efecto que la neuropatía tiene en sus vidas.

Tipos

Diferentes tipos de neuropatía requieren de diferentes planes de ejercicio, pero todas las formas de la enfermedad se benefician con los programas de ejercicios como el tai chi o el yoga que estiran los músculos de la parte superior del cuerpo, los brazos y las manos. Los pacientes con neuropatía autonómica cardiaca sólo deben tratar de hacer ejercicios aeróbicos o gimnasia cambiando de posición cuando el personal médico está presente debido a que estos ejercicios pueden provocar un paro cardíaco. Las personas con neuropatía periférica deben evitar las rutinas con carga de peso debido a que los movimientos repetitivos pueden producir úlceras, fracturas de huesos y deformación en las articulaciones.

Ejercicios

Los ejercicios básicos para las manos implican mejorar la destreza digital, dibujando un círculo con la punta de cada dedo y el pulgar, seguido por la apertura completa de la mano. También, presiona la yema de la base del dedo pulgar con tus dedos por turnos, repitiendo esto dos veces. Coloca la palma de tu mano sobre tu regazo y levanta cada dedo, llevándolos nuevamente a tocar tu regazo. Junta los dedos y juguetea con los pulgares. Muchos de estos ejercicios se pueden hacer en silencio mientras esperas, ves la televisión o participa en otras actividades pasivas.

Beneficios

Hacer ejercicios por lo menos cinco veces a la semana puede mejorar la destreza en los dedos y la fuerza en las manos y las muñecas. Aunque es probable que tengan un poco de dolor, los pacientes pueden encontrar que es más fácil de realizar las actividades cotidianas, desde tomar una cuchara hasta cepillarse los dientes. Los ejercicios isométricos y los estiramientos también fortalecen los músculos y mejoran el rango de movimiento. Los diabéticos también pueden tener un mejor control de su azúcar en sangre, lo cual es clave para evitar mayor daño nervioso.

Consideraciones

Los pacientes podrían considerar el uso de una férula para apoyar la mano dañada durante la realización de los ejercicios. Si la neuropatía es peor de un lado que del otro, la mano sana puede ser utilizada para mover los dedos dañados. Muchos pacientes encuentran que ejercitarse en una piscina o bañera es beneficioso, ya que ofrece flotabilidad y resistencia. El cirujano general de los EE.UU. recomienda seguir un programa de ejercicios prescrito por un médico todos los días.

Advertencia

Después de hacer ejercicio, los pacientes deben examinar sus manos para detectar callos, ampollas, heridas abiertas y lesiones similares que no puede sentir debido al daño del nervio. Los diabéticos deben evaluar sus niveles de glucosa en sangre antes de cualquier actividad física para prevenir hipoglucemia, no importa qué tan leve la sesión de ejercicios pueda parecer. Si los niveles de azúcar en sangre están por encima de 240 mg/dl, no hagas ejercicios porque el estrés físico puede aumentar los niveles aún más, empeorando la neuropatía.

Más galerías de fotos



Escrito por john briggs | Traducido por priscila caminer