Ejercicios de natación para gente obesa

A las personas obesas a menudo les resulta difícil encontrar actividades físicas en las que comprometerse. Su pesadez dificulta el movimiento y son más propensos a sufrir lesiones debido a su peso. Un escenario que sí contempla un lugar para que las personas obesas puedan trabajar con éxito, es el agua. Los ejercicios de natación suelen ser ideales para las personas fuertes que buscan perder peso y estar más saludables.

Tipos

Los ejercicios de natación no se limitan al estilo libre, espalda, brazada y mariposa. De hecho, los trazos clásicos pueden ser demasiado intensos para que las personas con sobrepeso lleven a cabo cuando empiecen a entrenar. Las personas obesas tienen más probabilidades de beneficiarse de los ejercicios aeróbicos de bajo impacto en la piscina. El sitio web Women Fitness recomienda actividades en aguas poco profundas como caminatas simples o trotar en la piscina, saltos en tijera, arrastar los pies a través de la piscina y saltos. La página web Love to Know recomienda que las personas con sobrepeso hagan ejercicio en agua profunda para proteger sus articulaciones. Las personas obesas pueden nadar estilo perro, practicar el delfín o hacer patadas de rana, mientras sostienen una tabla frente a ellos y avanzan en el agua.

Beneficios

Los beneficios de los ejercicios en el agua para las personas con sobrepeso son extensos. Tal vez lo más importante es que estos ejercicios son más seguros que los ejercicios típicos de la tierra. El agua amortigua las articulaciones y es bueno para la circulación sanguínea de los participantes. Los ejercicios de natación pueden proporcionar un entrenamiento de todo el cuerpo, mientras se queman las grasas y las calorías. Las personas obesas también se benefician por permanecer frescas en la piscina, lo que les permite trabajar más tiempo de lo que podrían en otros entornos.

Consideraciones

Las personas obesas tienen que ser conscientes de que la natación incrementa el funcionamiento del corazón y los pulmones, pero no deben hacer ejercicio hasta el punto de tensión de estos órganos. Los principiantes deben tomarlo con calma. Quince minutos es más que suficiente para las personas con sobrepeso que están empezando a hacer ejercicio. Además, las personas obesas no experimentarán la pérdida de peso y los beneficios para la salud que desean a no ser que combinen su nuevo programa de ejercicios en el agua con una alimentación saludable en porciones adecuadas.

Desventajas

La principal desventaja de los ejercicios de natación es que no se pueden realizar en casa (a menos que tengas una gran piscina en tu patio trasero y sea la temporada correcta). Deben, por tanto, encontrar un gimnasio con una piscina y las membresías pueden ser costosas. Otro inconveniente es que el ejercicio debe ser realizado en traje de baño y muchas personas con sobrepeso son tímidos acerca de usar tal ropa en público. Además, la página web Facts About Fitness señala que la aptitud de trabajo en el agua fría provoca un aumento del apetito que puede sabotear los esfuerzos para perder peso.

Advertencias

Cualquiera que empiece con un programa de ejercicios debe consultar con un médico primero. Esto es especialmente cierto para las personas obesas, ya que suelen tener más problemas de salud que las personas que no tienen sobrepeso. Una vez en el agua, una persona obesa debe ser consciente de no exagerar su entrenamiento. Es particularmente fácil exigirse demasiado dado que el agua da la ilusión de parecer más ligero y, por tanto, no te ejercitarás tan duro como si estuvieras en la tierra. Controla tu ritmo cardíaco para que no supere los ritmos máximos por minuto, que pueden calcularse restando tu edad de 220. No hagas ejercicio en la piscina cuando tienes fiebre o te sientes enfermo.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa mooney | Traducido por juan ignacio ceviño