Ejercicios para las mujeres con cuerpo de pera

Aunque la mayoría de mujeres desean tener la tradicional figura de reloj de arena, muchas mujeres no lo conseguirán, ni siquiera con ejercicio. Esto se debe a que la forma de tu cuerpo está determinada por la estructura de tu esqueleto y la distribución de músculos y grasa dentro de tu cuerpo. Si eres una mujer con forma de pera, no pasarás a ser una banana ejercitándote, pero puedes equilibrar a la forma de tu cuerpo con los ejercicios correctos. Un programa de ejercicio que combine al ejercicio aeróbico, entrenamiento de fuerza y de resistencia reducirá la grasa corporal, realzará tus curvas naturales y mejorará tu salud.

Haz ejercicio por tu salud

Según un estudio realizado por la North Carolina State University, sólo alrededor del 20% de las mujeres tienen forma de pera. La mayoría de mujeres tienen realmente forma rectangular, con la cintura siendo menos de 9 pulgadas más pequeña que su cadera o busto. Las mujeres con forma de pera a menudo son consoladas por la creencia de que tener peso en sus nalgas, cadera y muslos en "más saludable" que tenerla en el abdomen. Desafortunadamente, un estudio diferente publicado en el "Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism" demostró que las personas con cuerpo en forma de pera pueden tener un mayor riesgo de desarrollar un síndrome metabólico, el que puede llevar a enfermedades cardiacas y a la diabetes del tipo 2. Sin importar cuál sea la forma de tu cuerpo, es importante ejercitarte para mantener una buena salud.

Construye un programa de ejercicio bien equilibrado

Si tienes forma de pera, almacenas más grasa en la mitad inferior. Al desarrollar la fuerza en tu mitad superior, proveerás un equilibrio visual. Desarrollar los músculos en todo tu cuerpo también acelerará a tu metabolismo y quemará grasa todo el día, por lo que también debes ejercitar los músculos en la parte inferior del cuerpo a través del entrenamiento de resistencia. Equilibra al programa con ejercicio aeróbico para evitar el síndrome metabólico, mejorar tu composición corporal y aumentar la energía. Según el American College of Sports Medicine, la mayoría de adultos deben hacer entrenamiento de fuerza dos a tres días a la semana y hacer ejercicio aeróbico de intensidad moderada 150 minutos a la semana.

Define tu mitad superior

Tu rutina de ejercicio debe incluir ejercicios que desarrollen tu fuerza y mejoren las partes débiles en tu cuerpo. Si este tiene forma de pera, querrás desarrollar la masa muscular en la parte superior de tu cuerpo. Para esto, usa pesas más pesadas y haz menos repeticiones de ejercicios de entrenamiento de fuerza que definan a tus hombros, pecho y espalda. Algunos buenos ejercicios son remos (rows), descensos laterales (lat pull-downs), prensas sobre la cabeza (overhead presses), prensas de pecho (chest presses), elevaciones laterales (lateral raises) y planchas (planks).

Mejora la resistencia muscular en la parte inferior

Incluir ejercicios de resistencia muscular para la parte inferior de tu cuerpo ayudará a definir a estos músculos y a mejorar su habilidad para ejercitarse por más tiempo. Para aumentar la resistencia muscular, haz más repeticiones con un peso ligero. Realizar estos ejercicios mejorará la fuerza funcional y te ayudará a estar más activo a lo largo del día. Incluye pliés, sentadillas (squats), lunges (zancadas), elevaciones invertidas (inverted flyers) y subir escalones (step-ups).

Más galerías de fotos



Escrito por cindy killip | Traducido por ana maría guevara