Ejercicios de movimiento sin pelota en fútbol

Los jugadores de fútbol habilidosos se mueven con eficacia sin la pelota, es decir, cuando no tienen la posesión del balón. Un equipo de fútbol desafiante se extiende sobre el campo, siempre corriendo al espacio, para darle al compañero una opción de pase. Un equipo que no se mueve con eficacia sin la pelota deja al jugador que acarrea el balón sólo dos opciones: o regatear todo su camino por el campo por sí sólo o patear la pelota sin rumbo.

Ejercicios de dar y pasar

Dar y pasar de es uno de los componentes básicos de la posesión en el fútbol. En un dar y pasar, un jugador pasa corriendo justo por delante de otro jugador corriendo. El segundo jugador se queda con el balón y se lo pasa justo por delante del primero, que corre hacia la pelota y la pasa de nuevo. En grupos de dos o tres, los jugadores pueden practicar este ejercicio sencillo, que requiere que los jugadores avancen hacia el espacio sin el balón, todo el camino hasta el campo hasta llegar a la línea final. El siguiente grupo puede comenzar su recorrido mientras que el primer grupo trota hacia la parte trasera de la línea.

Mini juegos

Los mini-juegos enfatizan el pasar y correr al espacio en un área cerrada pequeña. En un espacio de aproximadamente 20 por 20 pies delimitado por postes sin red, dos equipos de cuatro o cinco jugadores intentan mantener la posesión. Los equipos cuentan sucesivas pasadas hasta que pierdan la pelota con el otro equipo, tratando de conectar tantos pases seguidos como sea posible. Porque el espacio es reducido, los jugadores que no tienen la pelota juegan un papel clave en el mantenimiento de la posesión, ya que la persona con la pelota tiene poco espacio para correr y sólo puede pasar. Cuanto mejor se muevan los compañeros de equipo que no tienen el balón en el cuadrado y se muevan en el espacio, más posibilidad tiene de mantener la pelota. Si se mueven lo suficientemente rápido, los jugadores pueden incluso ejecutar un solo toque para pasar la pelota, un juego muy difícil para quebrar a un equipo que defiende.

Jugadas preparadas

Las jugadas preparadas simulan situaciones reales del juego. En un partido de verdad, cada jugador tiene una posición específica, o un área del campo que es responsable de cubrir. Este ejercicio enseña a los jugadores a usar sus áreas del campo con eficacia. Puede implicar un portero al arco, y tres o cuatro defensores de un equipo y tres o cuatro delanteros y mediocampistas en ataque en el equipo contrario. Cuando el entrenador da la señal para comenzar, los atacantes, que comienzan con la posesión de la pelota, tratan de desafiar al arco rival. Los entrenadores suelen dar instrucciones específicas sobre como deben correr los jugadores. Podrían detener el juego a medio camino y señalar el movimiento de un jugador que es ineficaz y que el equipo vuelva a hacer la jugada nuevamente, o elogiar el movimiento de un jugador sin pelota.

Mostrando apoyo

El verdadero trabajo en equipo en el fútbol consiste en jugadores que apoyan unos a otros por el balón. Por lo general, cuando un jugador tiene la pelota, un compañero de juego detrás o al lado debe moverse detrás de él en caso de que tenga que pasar el balón. Un jugador puede pasar de nuevo si el defensor está bloqueando su camino hacia adelante o si está en problemas. Un juego verdaderamente desinteresado de apoyo conlleva que un jugador en frente de la red contraria pase de nuevo a un compañero libre que está en una mejor posición para disparar. Los entrenadores pueden dar instrucciones a los jugadores mostrar su apoyo en un juego conjunto, o crear un ejercicio en frente de la red, donde un jugador pasa de nuevo a un compañero de equipo para que dispare. Mostrar apoyo requiere que los jugadores muestren iniciativa y pensamiento rápido de la pelota.

Más galerías de fotos



Escrito por nadine smith | Traducido por franco castro