Ejercicios con la Miracle ball

Muchas personas sufren tensión y dolor crónico. La tensión muscular viene de una lesión, presión o postura incorrecta. La tensión crea dolor, el dolor trae más estrés y el estrés crea más tensión, y el círculo vicioso del dolor ha comenzado. Además de estirar, hacerte masajes y meditación, otra manera de romper con este círculo es usar las "miracle balls" para liberar la tensión de tu cuerpo.

Respirar para alivio del estrés

Coloca tu cuerpo sobre las Miracle balls y deja que tu cuerpo se relaja sobre ellas. Respira completa y profundamente para llevar oxígeno a tus músculos, y siente cómo estos se relajan. Puede suceder instantáneamente o lentamente con el tiempo, porque cada cuerpo responde de manera diferente. Siente el peso de tu cuerpo hundiéndose sobre las pelotas y deja que la gravedad haga su trabajo. Asegúrate de exhalar completamente antes de volver a inhalar.

Caderas en las pelotas

El ejercicio de las caderas en las pelotas es eficaz para el alivio del dolor de la ciática y la parte inferior de la espalda. Recuéstate en el piso sobre tu espalda, flexiona tus piernas y deja reposar tus pies sobre el piso. Coloca una Miracle ball debajo de tus caderas, o si te sientes inestable, usa dos pelotas: una en cada lado de tu coxis. Podrías sentir pequeños movimientos en tu cuerpo mientras descansas sobre las pelotas. No resistas esos movimientos para mantenerte quieto, ya que tu cuerpo está buscando su equilibrio natural. Respira profundamente y siente el peso de tu cuerpo hundiéndose en las pelotas mientras tus músculos se relajan. Mantén esta posición de 2 a 5 minutos, luego coloca las pelotas en otro lugar bajo tus caderas donde sientas tensión y repite la relajación.

Cabeza en la pelota

Los ejercicios de la cabeza en la pelota alivian la tensión de los dolores de cabeza y la rigidez del cuello y los hombros, mientras promueve la relajación. Recuéstate en el piso, estira tus piernas y coloca la Miracle ball bajo tu cuello, justo donde la parte superior del mismo se encuentra con la base de tu cráneo. Respira profundamente y siente el cuello y peso de tu cabeza mientras te relajas en la pelota. Mantén esta posición de 2 a 3 minutos.

Giros de cabeza sobre la pelota

Coloca la Miracle ball debajo de tu cuello y deja que los músculos de esta zona se relajen durante dos minutos. Luego, mueve lentamente tu cabeza hacia el hombro derecho, respira profundamente y siente el peso de tu cabeza. El movimiento tiene que ser muy lento, casi imperceptible para un observador. Una vez que llegas al punto más lejano donde te sientes cómodo, invierte el movimiento y gira lentamente tu cabeza hacia el hombro opuesto. Puedes tardar de 2 a 3 minutos girar tu cabeza de lado a lado, o más si lo deseas. Después del ejercicio, los músculos de tu cuello se sentirán relajados y podrías sentir la relajación por toda tu espalda.

Más galerías de fotos



Escrito por suzanna mcgee | Traducido por maría marcela mennucci