Ejercicios en mini trampolín y ruptura de tobillo

Cuando escuchas "mini trampolín" y "ruptura de tobillo" en la misma frase, quizá asumas rápidamente que el uso del trampolín es causa de una lesión de tobillo. Y aunque esto sucede en ocasiones, probablemente te sorprenderás al saber que estos equipos son muy utilizados para tratar fracturas y otros problemas. De hecho, los ejercicios en mini trampolín a menudo se integran a la perfección en los programas de rehabilitación en caso de lesiones de tobillo.

Identificación

Dentro de la articulación del tobillo, hay múltiples ligamentos que se extienden a través de la articulación para unir los huesos de los pies con los tobillos. Tres ligamentos grandes corren a lo largo de la parte externa del tobillo, mientras que varios ligamentos más pequeños se extienden por todo el interior de la articulación. Además de los ligamentos, hay varios tendones que también recorren la articulación, uniendo los músculos a los huesos. Cuando un tendón o ligamento se lesiona de gravedad, puede romperse por completo en dos partes, limitando o interrumpiendo así la la estabilidad o el movimiento de la articulación del tobillo. Los síntomas de una ruptura de tobillo incluyen dolor intenso e inflamación, que a menudo se acompañan de moretones y sensación de calor en la piel.

Ejercicio con trampolín

Una vez que el tobillo roto ha sido corregido quirúrgicamente y ha comenzado a sanar, es posible iniciar la rehabilitación. A menudo, en este proceso se utilizará un mini trampolín. Cuando el tobillo se lesiona por medio de un esguince o una ruptura, las células nerviosas en el área sufren daño. Al trabajar manteniendo el equilibrio sobre una cama elástica podrás entrenar poco a poco las vías nerviosas del tobillo para reconocer la posición de la articulación. Una vez que los nervios dañados aprendan a detectar la posición del cuerpo, pueden reajustar el tobillo según sea necesario para mantener el equilibrio y la estabilidad.

Ejemplos

Uno de los ejercicios en mini trampolín más común para la rehabilitación de tobillo implica realizar un simple balance de pierna. Para este ejercicio, sólo tienes que mantener el equilibrio sobre la pierna lesionada durante el mayor tiempo posible. Una vez que logres equilibrarte con éxito durante dos minutos, haz el ejercicio más difícil al lanzar una pelota y luego capturarla mientras tratas de mantener el equilibrio. Conforme progresa la rehabilitación, hay otros ejercicios sobre mini trampolín que puedes hacer, como puede ser correr en un sólo lugar, saltar sobre las dos piernas y finalmente saltar con sumo cuidado sólo con el tobillo lesionado.

Consideraciones

Aunque los mini trampolines pueden proporcionar una terapia de rehabilitación efectiva cuando de lesiones de tobillo se trata, también pueden ser peligrosos cuando se usan incorrectamente. De hecho, intentar usar un trampolín demasiado pronto después de una lesión, podría dar lugar a una segunda lesión. En casos severos, una lesión consecutiva puede generar daño permanente a los huesos de los tobillos, los músculos, los tendones, los ligamentos y las células nerviosas. Para garantizar tu seguridad, no olvides que los ejercicios de rehabilitación en mini trampolín se deben efectuar únicamente bajo la supervisión de un médico o fisioterapeuta. Aunque se espera que experimentes cierto malestar después de sufrir una lesión, nunca te presiones hasta el punto de sentir dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por pei pei