Ejercicios de máquina de inversión

Puedes usar máquinas de inversión como terapia para el dolor de espalda, como una forma de desarrollar músculos del núcleo, y como una alternativa para agregar algo de variedad en tu plan de ejercicios. Si quieres intentar usar una máquina de inversión, pregunta a tu doctor primero. Algunas personas, incluyendo aquellas con alta presión sanguínea y glaucoma, pueden necesitar buscar una forma diferente de ejercicio.

Ejercicio de habituación

Si nunca has usado una máquina de inversión antes, lo mejor es comenzar lentamente. Exercise Schedule.org sugiere comenzar leyendo cuidadosamente tu manual del propietario y después pasa algo de tiempo simplemente acostumbrándote a estar invertido. Comienza amarrándote a la máquina en un ángulo de 20 grados o menos. Recuéstate por no más de 10 minutos. Incrementa tu inversión cerca de 3 grados cada día y estarás listo para algunos ejercicios ligeros en un par de semanas. Después de un mes, puedes comenzar un plan de ejercicios completo.

Incorporación invertida

Para hacer una abdominal invertida, simplemente extiende tus brazos hacia tus pies y alcánzalos. Ve si puedes tocar tus pies. El instituto de la espalda saludable reporta que algunos expertos dicen que una abdominal invertida es equivalente a 10 abdominales normales.

Abdominal invertida

Para hacer una abdominal invertida, comienza con tus brazos cruzados sobre tu pecho. Usa tus músculos abdominales para levantar la parte superior de tu cuerpo cerca de un tercio de su altura. Si sientes algo de dolor durante estos ejercicios, reajusta tu posición o inclina tu cuerpo hacia arriba.

Rotación invertida

Para comenzar una rotación invertida, toma una mano y alcanza tus piernas en el lado opuesto de la tabla de inversión, jalándote a ti mismo hacia una rotación. Cambia las manos y haz lo mismo en tu otro lado.

Sentadillas invertidas

Las sentadillas invertidas son un ejercicio desafiante para trabajar los glúteos y músculos isquiotibiales. En la posición completamente invertida, trata de doblar tus piernas en tus rodillas. Usarás glúteos e isquiotibiales para levantarte. El instituto espalda saludable dice que la mayoría de la gente que sufre de dolor de espalda necesitará trabajar en fortalecer sus glúteos y músculos isquiotibiales haciendo este ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por carol ochs | Traducido por esther guerrero