Ejercicios para lograr piernas delgadas en la mujeres

Puedes lograr unas piernas delgadas y tonificadas si te comprometes con un plan de gimnasia. Antes de comenzar, consulta a tu médico sobre tus ideas de ejercicios y todas las inquietudes que pudieras tener. También asegúrate de establecer objetivos que correspondan a tu tipo corporal para evitar esforzarte por una imagen inalcanzable. Con estos movimientos para modelar y tonificar la parte inferior de tu cuerpo, tus piernas se volverán más delgadas, fuertes y prontas a llevarte a donde quieras ir.

Comienza con entrenamiento cardiovascular


Correr y caminar son opciones cardiovasculares dirigidas a las piernas.

Para quemar grasas, el cuerpo necesita ejercicio cardiovascular regularmente. Intenta hacer 20 a 45 minutos de actividad aeróbica la mayoría de los días de la semana. Si tu objetivo es lograr piernas delgadas, elige actividades que hagan que tu corazón y tus piernas trabajen juntos. Correr, caminar o andar en bicicleta son opciones que dependen de los músculos de las piernas para realizar los movimientos. Bailar, patinar o practicar kickboxing también hace trabajar tus piernas a la vez que te ayuda a quemar grasa corporal. En la medida que tonificar tus piernas sea tu objetivo, evita las actividades que trabajan principalmente la parte superior del cuerpo, como el kayak o el boxeo.

Esculpe tus pantorrillas


Las piernas bien formadas se logran tonificando los músculos de las pantorrillas.

La clave para lograr unas pantorrillas fuertes y bien formadas es desarrollar los poderosos músculos de la zona. En el gimnasio, salta en un escalador y redobla tus esfuerzas en la resistencia para hacer trabajar más duro a tus piernas. Fuera del gimnasio, prueba mezclando tus ejercicios cardiovasculares subiendo los escalones de un estadio, gradas o pequeñas pendientes. Caminar o trotar hacia arriba en una pendiente comprometerá y desarrollará los músculos de la pantorrilla. Realiza estas actividades en series de 30 minutos, asegurándote de alternar los días cuando trabajas músculos específicos para evitar el esfuerzo excesivo.

Reduce tus músculos


Los ejercicios de tonificación te ayudarán a adelgazar tus muslos.

Los músculos pueden ser puntos rebeldes al momento de quemar grasas, por lo tanto trabaja la zona directamente con sentadillas (squats). Para realizar una sentadilla básica, párate con los pies separados por el ancho de tus caderas y los dedos de los pies apuntando ligeramente hacia afuera y en sentido opuesto. Mantén tu espalda derecha y los brazos colgando, baja lentamente tus caderas doblando las rodillas. Sólo baja por dos respiraciones, con cuidado de no flexionar demasiado profundamente las rodillas al punto de sentir dolor. Sostén la sentadilla durante una respiración, luego enderézate lentamente. Una vez que estés nuevamente en la posición de pie, repite. Haz tres series de 10 repeticiones.

Evita las lesiones

Las piernas pueden ser especialmente susceptibles a las lesiones relacionas con el ejercicio. Los problemas como las microfracturas de tibia, el dolor en la rodilla y las fracturas por estrés pueden desbaratar tu plan de ejercicios por semanas e incluso meses. Para evitar las lesiones, asegúrate de disminuir lentamente la intensidad de tus ejercicios. Elonga luego de las actividades y aproximadamente cinco a 10 minutos de actividad cardiovascular intensa.

Más galerías de fotos



Escrito por chloe newkirk | Traducido por paula santa cruz