Ejercicios con ladrillos

Los ladrillos no son la mejor herramienta para hacer ejercicio; son ásperos en las manos, no vienen en pesos estandarizados, carecen de asas ergonómicas y tienden a romperse si se caen o incluso si fijas demasiada fuerza. Sin embargo, tienen la ventaja de ser más baratos que el equipo de peso estándar. También son más versátiles que muchas otras opciones, lo que significa que se pueden utilizar en una amplia gama de ejercicios.

Ejercicios de pesas

Cualquier ejercicio que puedes hacer con una pesa, lo puedes hacer con un ladrillo. Simplemente agarra el ladrillo en la mano y reproduce el movimiento estándar para el ejercicio que tienes en mente. Debido al bajo peso de un ladrillo estándar en comparación con una gran pesa, esta práctica se presta mejor para los ejercicios para tonificar y dar forma que para los ejercicios para aumentar el volumen. Usa ladrillos en series con muchas repeticiones con poco peso para obtener mejores resultados.

Ejercicios de fortalecimiento de agarre

Este ejercicio es una variante del que utilizaba Bruce Lee para desarrollar la fuerza de la mano para el éxito en la práctica de artes marciales. Coloca dos ladrillos juntos lado a lado, extiende la mano para agarrar ambos usando las yemas de los dedos y los pulgares. Aprieta los ladrillos, y a continuación, levántalos del suelo. Mantén la posición mientras cuentas lentamente de 20 a 30, usa la fuerza de las mano para crear fricción suficiente para mantener los ladrillos. Bájalos y luego trata con la otra mano.

Pisar piedras

Este ejercicio desarrolla equilibrio y la coordinación motriz. Comienza colocando varios ladrillos en una superficie plana en una línea, los ladrillos deben estar de 18 a 24 pulgadas de distancia entre ellos. Camina a través del espacio, pisando sólo en los ladrillos. A medida que vayas mejorando en este ejercicio, gira los ladrillos en su parte estrecha en lugar de la cara ancha. Al niveles de expertos, se colocan los ladrillos de punta. Los principiantes tal vez quieran usar zapatos de lucha o otro calzado con soporte fuerte para el tobillo.

Poses estáticas

Otro ejercicio tomado prestado de los entrenamientos de las artes marciales es una práctica que aumenta la resistencia, la fuerza estática y la disciplina personal. Párate naturalmente, o en una posición estilizada de arte marcial que conozcas y agarra un ladrillo en cada mano. Mantén tus manos en una posición rigurosa como hacia delante de ti o directamente sobre la cabeza. Mantén la posición durante varios minutos, hasta que tengas dificultad para mantener la postura y sin las extremidades temblando. Descansa durante unos minutos, y luego hazlo de nuevo.

Más galerías de fotos



Escrito por jake wayne | Traducido por francisco langner