Ejercicios con ladrillos de escoria

No necesitas mancuernas (dumbbells) ni halteras (barbells) para desarrollar tamaño o fuerza muscular. Sólo necesitas algo que te brinde suficiente resistencia para desafiar y exigir a tus músculos. Aunque el peso de un ladrillo de escoria (varía dependiendo de su tamaño, suelen pesar entre 30 y 35 libras, lo que significa que los materiales de construcción proveen una cantidad adecuada de resistencia para la mayoría. Puedes realizar una rutina para todo el cuerpo con un ladrillo de escoria, pero usa guantes para proteger tus manos.

El balanceo (swing)

El ejercicio de balanceo desarrolla fuerza en tus glúteos, pantorrillas, cuádriceps, la parte inferior de la espalda y los hombros. Párate con tus pies un poco más separados que el ancho de tus caderas y sostén un ladrillo de escoria con ambas manos de manera que descanse entre tus piernas. Mantén tu espalda recta, inclínate hacia delante en la cintura y flexiona levemente tus rodillas para balancear el ladrillo hacia atrás entre tus piernas. Extiende tus caderas y rodillas para llevar el ladrillo hacia delante, balanceándolo hacia arriba hasta que llegue a la altura de tus ojos. Pasa directamente a la próxima repetición volviendo a balancear el ladrillo hacia abajo entre tus piernas.

Sentadilla con empuje (Squat to press)

La sentadilla a prensa combina el ejercicio del torso inferior y el superior en uno solo. Desarrolla tus glúteos, cuádriceps, pantorrillas, hombros, torso superior y tríceps. Coloca tus pies separados al ancho de cadera y sostén un ladrillo de escoria con ambas manos cerca de tu pecho. Empuja tus caderas hacia atrás y flexiona tus rodillas para bajar la cola en una sentadilla. Continúa hasta que tus muslos estén paralelos al piso y luego extiende tus caderas y rodillas para volver a subir. Al mismo tiempo, lleva el ladrillo por sobre tu cabeza. Al regresar a la posición erecta, tus brazos deberían estar completamente extendidos sobre tu cabeza. Baja el bloque lejos de tu pecho y luego déjalo caer en la siguiente repetición de sentadilla.

Flexión pliométrica (Plyo pushup)

La flexión pliométrica con ladrillos de escoria desarrolla explosión en el pecho, hombros y tríceps. Coloca un par de ladrillos de escoria en el suelo de manera que estén posicionados a una distancia más ancha de lo que estarían tus manos para unas flexiones. Colócate en posición de lagartija entre los dos ladrillos. Baja hacia el piso y luego empújate hacia arriba rápidamente de manera que tu torso superior deje el piso. Cuando estés en el aire, separa más tus manos para que caigan arriba de los ladrillos. Abandona empujándote rápidamente de los ladrillos, aterrizando entre los ladrillos donde comenzaste.

Remos con barra (Bent-over rows)

Los remos con barra desarrollan el latissimus dorsi de tu espalda, tus bíceps, tus glúteos y la parte inferior de tu espalda. Coloca tus pies separados al ancho de tus caderas y sostén un ladrillo de escoria abajo frente a tus muslos. Mantén tu espalda derecha e inclínate en la cintura hasta que tu espalda esté paralela al piso. Tus rodillas deberían estar apenas flexionadas y el ladrillo debería estar colgando hacia el piso. Sostén la posición a medida que tiras del ladrillo hacia tu pecho, llevando los codos hacia el techo. Baja el ladrillo y vuelve a repetir el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por kim nunley | Traducido por maría marcela mennucci