Ejercicios de kip en barra gimnástica

El kip, como el primer movimiento de barra complicado que los jóvenes gimnastas aprenden, también puede ser la primer experiencia de verdadera frustración en la gimnasia. También es necesario, ya que el kip es una acrobacia de barra principal, usado para monturas y transiciones en las primeras rutinas de barra. No te desesperes: toma semanas o incluso meses realizar bien el kip. Sin embargo, si trabajas en tu fuerza además de practicar los kips, tendrás una ventaja sobre tus compañeros de clase.

Entrenamiento de fuerza

Incluso si has hecho kips de piso durante para tener una idea del movimiento, nunca lo harás bien si no eres lo suficientemente fuerte. Se necesita de una enorme fuerza en la parte superior del cuerpo para hacer jam la barra después de la pica, y sólo unos abdominales fuertes te permitirán acabar sobre la barra y no abajo de ella. Las flexiones, dominadas y V-ups son vitales ya que trabajan directamente en los músculos principales necesarios para hacer el kip. Los dips imitan el empuje final sobre la barra; inclínate hacia adelante para trabajar tu pecho y luego cuelga recto para trabajar tus tríceps. La fuerza de los hombros también es importante, así que haz press de hombros y flexiones invertidas para ayudarte a hacer un mejor jam.

Deslizamiento

Un buen y fuerte deslizamiento te ayudará a comenzar tu kip con impulso, y cualquier gimnasta competitivo te dirá que el impulso es la mitad del esfuerzo. Párate en la barra y aviéntate en un deslizamiento, alcanzando con tus pies lo más hacia el frente posible. Mantén tus brazos rectos. Cuando llegues al punto donde tu cuerpo está casi paralelo con el piso en el punto máximo de tu deslizamiento, inténtalo comenzando corriendo. Esto te enseñará a agarrar la barra y te forzará a esforzar tus músculos para que no salgas disparado a través del cuarto. En lugar de dejarte caer, mantén tu deslizamiento y cambia a una pica.

Deslizamiento y pica

Cuando tienes todo este impulso por tu deslizamiento poderoso, debes usar tus abdominales para levantar tus pies tan pronto como tus pies comience a balancearse hacia atrás. No intentes hacer el kip, sólo la pica. Tu cuerpo debe ser un triángulo de líneas completamente rectas, con tus brazos rectos, sin abultamiento en el torso y tus piernas dobladas en la cadera con los dedos de tus pies en la barra. Practica la secuencia una y otra vez hasta que lo hagas de manera tan eficiente que tengas impulso de sobra al final para el balanceo hacia atrás. Si tienes tanta velocidad que tu balanceo hacia atrás te levanta a nivel de ojo con la barra, procede al jam.

Deslizarse, pica y jam

El jam es donde todos tienen problemas. Es la primera vez que un gimnasta debe apoyarse solamente en unos cuantos músculos de espalda y hombros para realizar una acrobacia, lo cual puede ser desalentador. Aquí es donde todas esas flexiones y dominadas son útiles. Comienza corriendo, deslízate, haz pica y justo cuando comiences a balancearte hacia atrás, haz el jam en la barra desde los dedos de los pies a tus caderas. El movimiento es similar a ponerse un par de pantalones. El movimiento es simple, pero el tiempo y la fuerza son críticos. Si te permites balancearte demasiado hacia atrás, estarás en un ángulo muy abierto para el balanceo que te lleva sobre la barra. No intentes completar el kip, sólo finaliza el balanceo con la barra en tus caderas. Una vez que puedas hacer esto siempre, es cuestión de mantener tu espacio e inclinarte hacia adelante, y luego empujarte a brazos rectos sobre la barra.

Más galerías de fotos



Escrito por angela brady | Traducido por gerardo núñez noriega