Ejercicios de Kegel en casa

Los ejercicios de Kegel son para fortalecer los músculos del suelo pélvico, vejiga, órganos reproductivos e intestinos. Pueden realizarse en cualquier lugar y en cualquier momento sin instrumentos ni aparatos, haciendo este ejercicio discreto y simple. Los ejercicios de Kegel deben su nombre al Dr. Arnold Kegel, quien popularizo la importancia de fortalecer los músculos del suelo pélvico, especialmente para mujeres que han dado a luz, individuos sufriendo de problemas de incontinencia o para aumentar el placer sexual.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Encuentra los músculos correctos tratando de detener la salida de orina cuando estás orinando. Los músculos usados para empezar y parar el flujo de orina son los mismos músculos que usarías para practicar los ejercicios de Kegel. Una vez que has descubierto que músculos usar, no deberías practicar los ejercicios de Kegel mientras orinas, ya que esto puede provocar una infección urinaria.

  2. Lentamente contrae los músculos usados para detener la orina, llamado pubocoigeo o músculos PC. A medida que los contraes deberías sentir que todo el suelo de la pelvis se levanta. Continúa contrayendo los músculos de 5 a 10 segundos y suelta. Continúa este ejercicio de contraer y contar durante 10 repeticiones, al menos tres veces al día.

  3. Contrae y relaja los músculos PC rápidamente 10 vece y repite por al menos tres repeticiones. A medida que tus músculos se refuerzan, puedes aumentar el número de repeticiones.

  4. Aisla sólo los músculos PC mientras relajas el abdomen, las nalgas y la parte superior de los mulso, a medida que avanzas.

Consejos y advertencias

  • No contengas la respiración; respira profundamente.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole carlin | Traducido por susana lópez millot