Ejercicios isocinéticos

Los ejercicios isocinéticos son mucho más específicos que la mayoría de los demás tipos de ejercicios. Permite un control específico de la resistencia y, por lo tanto, tiene menos potencial para causar una lastimadura. Los ejercicios isocinéticos son más usados en la terapia física, pero cada vez los usa más el público general. La mayoría de los ejercicios usan solo peso corporal o pesos muy ligeros.

Visión general

Los ejercicios isocinéticos no son realizados comúnmente en el gimnasio. Son definidos como ejercicios en el que el movimiento constante de las extremidades tiene una resistencia variable aplicada a las mismas. El equipamiento como bicicletas estáticas y bandas de resistencia pueden permitir que se realicen ejercicios isocinéticos, aunque el equipamiento especializado es necesario en muchos casos. Los otros dos tipos de ejercicios son isométricos e isotónicos. Los isométricos se refieren a hacer algo como sostener un peso pero sin moverlo. El isotónico se refiere a levantar peso.

Beneficios

Uno de los mayores beneficios de los ejercicios isocinéticos es la posibilidad reducida de lastimaduras. Ya que la velocidad y resistencia del ejercicio es controlada, lastimar los músculos es poco probable. Por ejemplo, usar una bicicleta de ejercicio puede tener precauciones de seguridad que te limiten de pedalear muy rápido. Otro beneficio es que los ejercicios isocinéticos permiten la activación y tensión muscular para que sea monitoreada de cerca, permitiendo un desarrollo muscular más controlado.

Ejercicios

Un ejercicio simple y seguro isocinético es caminar en una cinta. Caminar a un ritmo enérgico varias millas por hora será suficiente. Si no eres un principiante, puedes sostener pesas y aumentar tu velocidad a un trote lento. Puedes realizar además cuclillas básicas. Párate con tus pies la distancia de los hombros y tus manos detrás de la cabeza. Ponte lentamente en cuclillas durante cinco segundos. Manténte durante dos segundos abajo y luego tómate cinco segundos para volver a pararte. Haz entre 10 a 15 repeticiones.

Futuro del ejercicio isocinético

El ejercicio isocinético es más usado en la terapia física. Pero su habilidad para controlar el estrés en los músculos y optimizar el progreso significa que esta forma de ejercicio muestra un gran potencial para alcanzar al público en general, específicamente para propósitos de tratamiento de lastimaduras y prevención. Pueden ser adaptados para altos niveles de entrenamiento al añadir más resistencia.

Más galerías de fotos



Escrito por clayton runner | Traducido por lucas huidobro