Ejercicios para incrementar los reflejos de un portero

Los buenos reflejos hacen o deshacen a un buen portero, tanto que sin la habilidad nata de responder rápidamente a los tiros, sería difícil imaginar a un jugador aceptando la posición de portero. A nivel profesional, los porteros como Kasey Keller de los Seattle Sounders, quien puede realizar paradas de reacción de relámpago, proporciona un alto valor, salvando a la defensa y manteniendo al equipo en juego. Incluso a nivel recreativo, cualquiera que sea tu posición inicial por habilidad natural, puedes mejorar tus dones con ejercicios que incrementan la velocidad de tus reflejos.

Atajadas

El entrenamiento de la atajada, sugerido por la autora de soccer Deborah W. Crisfield en “Winning Soccer for Girls", puede ser parte de tu esfuerzo diario para obtener reflejos de primera. Arrodíllate a aproximadamente cinco pies frente al otro portero del equipo. Cada uno lanzará la pelota tan fuerte como puedan variando la dirección, pero manteniendo la pelota a alcance para ser atrapada. Lanza la pelota por el aire o por el pasto. Este entrenamiento te puede ayudar también a trabajar en tu aguante.

Tiro rápido

Este entrenamiento, también sugerido por Crisfield, desarrolla de manera similar el aguante y las habilidades básicas. El equipo se forma a lo largo de la línea del área detrás de la marca de penalty. Cada uno pateará un balón hacia ti como calentamiento, a un ritmo apto para que no te abrume recibir tiros simultáneos. Una vez hayas calentado, pide a los jugadores que apunten hacia las orillas de la red para que realices paradas más difíciles y probar tus reflejos.

Posición abdominal y lanzamiento

Para un reto más alto en nivel, realiza el ejercicio de posición abdominal y lanzamiento sugerido por el excapitán del equipo nacional de los Estados Unidos, Thomas Dooley en “Soccer Goalkeeper Training". Recuéstate frente a la portería mientras tu entrenador toma una posición en la línea del área chica. Cuando tu entrenador dé la señal e intenta un tiro, salta a ponerte de pie para detener el tiro. Levántate con una mano y la otra elevada y lista para atajar el balón. Reacciona saltando al lado apropiado para detener el balón. Repite de 6 a 10 veces.

Tiro a gol con obstrucciones

Dooley también sugiere un ejercicio con dos jugadores frente a ti como portero que sirvan como obstáculos. Pide a tu entrenador u otro jugador que se pare a 10 o 16 yardas frente a la portería y patee mientras los otros dos jugadores obstruyen tu vista del balón sin cambiar la dirección. Intenta atajar 20 tiros, reacciona al balón aunque lo veas demasiado tarde. Intenta sostener el balón o bloquearlo hacia un costado si no lo puedes atrapar, aconseja Dooley.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por glen boyd