Ejercicios de bajo impacto que ayudan a quemar las libras de más

La clave para perder peso consiste en quemar más calorías que las que consumes y la manera más eficiente y saludable de quemar más calorías es través del ejercicio aeróbico. Los expertos aconsejan a todos aquellos que quieran reducir tallas que combinen algún programa de ejercicios con una ingesta calórica reducida, así pierdes peso comiendo menos, pero te mantienes en forma con el ejercicio. Cualquier ejercicio de bajo impacto, incluyendo nadar, andar en bicicleta y bailar, que involucre a grandes grupos musculares durante un largo periodo de tiempo quemará muchas calorías y te brindará un cuerpo más esbelto y más sano.

Encontrando tu zona aeróbica

Cualquier ejercicio, sin importar que sea de alto impacto como correr, o de bajo impacto como subir escaleras, se vuelve aeróbico si eleva tu ritmo cardiaco. Puedes calcular tu máxima capacidad cardíaca sustrayendo tu edad a 220. Tu zona aeróbica se encuentra entre el 50% de ese número y entre 75 al 80%. Aunque muchos fanáticos ávidos del ejercicio y atletas dedicados pueden tener su zona a un ritmo cardíaco más elevado, gracias a lo mucho que se ejercitan.

La danza aeróbica funciona

Aunque muchos piensan que el ejercicio para bajar de peso tiene que ser extenuante y de alto impacto, un estudio en Japón averiguó que la gente que realizaba danza aeróbica de bajo impacto llegaba a perder tanto peso y grasa corporal como otro grupo que corría y andaba en bicicleta para ejercitarse. Después de 3 meses, ambos grupos habían perdido alrededor de 3 kilogramos de masa corporal y habían reducido su porcentaje de grasa corporal entre un 5 y un 6%.

Otros beneficios de los ejercicios de bajo impacto

El ejercicio de bajo impacto no sólo te ayuda a hacerte más esbelto, sino que también te protege de sufrir ataques al corazón, derrames, diabetes, demencia, depresión y de una variedad de formas de cáncer. Mejora tu ánimo, te ayuda a controlar tu presión sanguínea y usualmente resulta en menos lesiones que si corres o si haces trote. Los ejercicios de alto impacto como correr, jugar tenis y otros deportes que involucran una raqueta fortalecen los huesos mejor que los de bajo impacto, pero las actividades de alto impacto no son por lo general la mejor elección para la gente con sobrepeso o que sufren de otros problemas médicos.

Sintiendo cómo se queman las calorías

Los mejores ejercicios de bajo impacto incluyen caminar, nadar, subir escaleras, clases de step, remar y esquiar a campo traviesa. De entre estas actividades, el esquí es el campeón en cuanto a quemar calorías se refiere. Esquiar por más de 8 millas por hora quema hasta unas sorprendentes 1.200 calorías por hora, para una persona de 155 libras de peso, mientras que nadar rápidamente a estilo libre por una hora quema alrededor de unas 700 calorías. Andar en bicicleta a unas 16 o 19 mph quema alrededor de unas 850 calorías por hora, mientras que el baile aeróbico quema más de 400 calorías por hora, que es más o menos lo mismo que correr cuesta arriba a unas 3,5 mph.

¿Cuánto es demasiado?

De acuerdo con los Center for Disease Control and Prevention, necesitas cerca de unos 150 minutos de ejercicio aeróbico a intensidad moderada o unos 75 minutos de ejercicio vigoroso para mantener tu peso bajo control. Puede que necesites hacer más que esto para poder perder peso y además deberás adoptar una dieta saludable para asegurarte de que estás quemando más calorías que las que consumes por medio de la comida o la bebida.

Más galerías de fotos



Escrito por jim sloan | Traducido por reyes valdes