Ejercicios para hombros con espasmos

Los espasmos musculares ocurren cuando el músculo se contrae involuntariamente. Si experimentas espasmos particularmente en el hombro, varios músculos (desde el cuello hasta la parte media alta de la espalda y los músculos deltoide en la parte superior y lateral de los hombros) pueden afectarse. Para aliviar el espasmo de hombros, aplica calor y realiza ejercicios de estiramientos para aliviar el músculo lastimado.

Ejercicios para omóplatos

Estirar los músculos de los omóplatos si experimentas espasmos en la parte posterior de los hombros. Realiza la contracción escapular, donde jalas tus hombros hacia atrás como si intentaras juntar los omóplatos. Sostén esta posición por cinco segundos, y relaja. Girar los hombros en movimientos circulares 10 veces en sentido contrario a las manecillas del reloj, después 10 veces en sentido de las manecillas, también ayuda a aliviar la tensión.

Ejercicios de cuello

Algunas veces los espasmos o dolor de nervio en el cuello puede extenderse a los hombros y causar espasmos musculares. Si sospechas que el dolor de cuello puede ser la fuente del espasmo en tus hombros, intenta inclinar tu cabeza de lado a lado, lo que puede estirar el músculo que conecta desde la mandíbula hasta el hombro. Gira tu cabeza a cada lado e inclínala hacia adelante para aliviar el dolor de cuello.

Estiramiento torácico

La región torácica de la columna es el área justo bajo el cuello que se extiende hacia abajo por la espalda. Debido a que la región torácica contiene los principales músculos de hombro, estirar esta región puede ayudar a aliviar el dolor. Realiza estiramientos torácicos sólo cuando estés seguro de que tus espasmos de hombro no son resultado de una lesión más seria, como una fractura espinal o de hombro. Para comenzar, siéntate en el piso con tus piernas extendidas frente a ti. Coloca las manos bajo los muslos y jala tu torso hacia las piernas en posición redondeada. Sostén esta posición por cinco segundos, entonces relaja. Realiza un estiramiento lateral extendiendo tus brazos frente a ti a la altura del hombro, después dirigiéndolos a tu lado izquierdo. Mantén tus caderas hacia el frente, sintiendo el estiramiento en tu hombro derecho. Cambia direcciones para estirar el hombro izquierdo. Sostén esta posición por cinco a 10 segundos, entonces relaja.

Precaución

Si experimentas espasmos de hombro prolongados que no se alivian con ejercicio, puede ser señal de una condición más seria. Los espasmos musculares recurrentes pueden indicar un desequilibrio electrolítico. Visita a un médico para una evaluación más completa.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por arcelia gutiérrez