Ejercicios para los hombres para perder la grasa del vientre

Para perder grasa del vientre, un hombre tiene que disminuir la cantidad de grasa que tiene en todo su cuerpo. La reducción de un punto aislado no se puede lograr, afirma el American Council on Exercise. Para reducir la grasa del vientre en general, un hombre tiene que gastar más calorías de las que consume. La combinación de ejercicio aeróbico, el entrenamiento de fuerza y una dieta adecuada proporcionará los mejores resultados.

Ejercicio aeróbico

Todas las personas menores de 65 años deben realizar 30 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada por lo menos cinco días a la semana o 20 minutos de ejercicio aeróbico vigoroso tres días a la semana, informa el American College of Sports Medicine. Sin embargo, para bajar de peso, incluida la grasa del vientre, es posible que necesites llevar a cabo de 60 a 90 minutos de ejercicio aeróbico moderado al menos cinco días a la semana. Un ejercicio moderado debería hacerte sudar y elevar tu ritmo cardíaco (aunque aún debe ser capaz de mantener una conversación mientras lo realizas). Los ejercicios aeróbicos comunes incluyen correr, subir escaleras, caminar, nadar, hacer ciclismo y los deportes como el baloncesto.

Ejercicio de entrenamiento de fuerza

Además del ejercicio aeróbico, ACSM recomienda que las personas realicen de ocho a 10 ejercicios de entrenamiento de fuerza dos veces por semana, con ocho a 12 repeticiones de cada ejercicio. El mejor enfoque de entrenamiento se centra en todos los principales grupos musculares, incluyendo los glúteos (nalgas), los abdominales, los cuádriceps (parte delantera de los muslos), los isquiotibiales (parte posterior de los muslos), los pectorales (pecho), el trapecio (parte superior), los bíceps (parte delantera de los brazos) , los tríceps (parte posterior de los brazos), los deltoides (hombros) y el dorsal ancho (espalda baja y media). La resistencia para el ejercicio de entrenamiento de fuerza puede provenir de peso corporal, de bandas de resistencia, de pesas, de balones medicinales o de máquinas de pesas.

Estocada

Las estocadas (forward lunges) fortalecen los glúteos, los cuádriceps, los isquiotibiales, las pantorrillas y los abdominales. Comienza de pie con los pies juntos. Pon los hombros en alto y aprieta los músculos abdominales. Pon tu peso sobre el pie izquierdo y levanta lentamente tu pie derecho. Haz la estocada hacia adelante, colocando el pie derecho dos a tres pies delante de tu pie izquierdo. A medida que das el paso hacia adelante, enfócate en bajar tus caderas al suelo, no dando un paso adelante. El American Council on Exercise informa que continúes bajando tus caderas hasta que el suelo y tu muslo derecho queden paralelos. Asegúrate de que tu rodilla delantera no vaya más adelante de los dedos del pie. Para volver a la posición inicial, empuja con el pie derecho, con los muslos y los glúteos para sacar la pierna delantera hacia atrás. Mantén los músculos abdominales apretados durante todo el ejercicio. Repite en el otro lado.

Maniobra de bicicleta

El Biomechanics Lab en San Diego State University mostró que la maniobra de la bicicleta ocupaba los músculos abdominales más que cualquier otro ejercicio. También trabaja los músculos de la espalda, los glúteos y las piernas. Para comenzar, acuéstate en el suelo y presiona la espalda contra él. Pon tus manos al lado de tu cabeza, con los dedos tocando ligeramente el lado de la misma. Levanta las piernas y dobla las rodillas en un ángulo de 45 grados. Con movimiento controlado, haz el movimiento de la bicicleta con las piernas, mientras te acurrucas trayendo tu codo derecho hacia la rodilla izquierda. Alterna para llevar el codo izquierdo hacia la rodilla derecha. Usa tus abdominales para dar vuelta a la parte superior de tu cuerpo, sin simplemente doblar el codo hacia tu rodilla.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly wonderly | Traducido por javier enrique rojahelis busto