Ejercicios de guitarra para fortalecer el dedo meñique

Hasta el más débil de los dedos, el meñique, se vuelve más fuerte con ejercicios. Como guitarrista, el fortalecimiento de los dedos ocurre naturalmente con la práctica y la repetición. Tocar la guitarra acústica es una buena forma de fortalecer los músculos de tus dedos, debido a sus cuerdas más gruesas. Pero acostumbrarte a usar el meñique requiere de algo más que cuerdas gruesas. Como se trata del dedo más pequeño y el más débil, puede ser tentador evitar usarlo y usar en su lugar el dedo anular o índice. Sin embargo, evitar usar el meñique puede causar transiciones extrañas o torpes entre notas y acordes. Mejora tus habilidades con la guitarra fortaleciendo tu dedo meñique.

Variaciones de la escala cromática

La escala cromática le da a tus dedos control y destreza. Usa una variación de la escala cromática básica ascendente y descendente (una escala de 12 notas cubriendo cada nota en una octava), usando un patrón de digitación distinto. El patrón normal es índice, medio, anular, meñique, o 1-2-3-4 en la escala ascendente y también en la descendente. Sin embargo, para fortalecer tu meñique, digita la escala de la siguiente manera: medio, índice, meñique, anular, es decir 2-1-4-3 sobre los casilleros 2,1, 4 y 3 al ascender, y 3, 2, 5, 4, al descender.

Ejercicio de acentos sobre el acorde de Re

Un acorde de Re abierto no requiere del meñique, pero puedes añadirlo en la sexta cuerda de tercer casillero para lograr una nota de acento. Practica el acorde mientras presionas tu meñique sobre el bajo. Para romper con la monotonía, mueve tu mano hacia el puente un casillero cada cuatro compases hasta que ya no tengas más lugar, y luego vuelve hacia atrás de la misma manera. Haz esto tres veces, y luego descansa por un minuto. Completa cinco series en total.

Ejercicios con índice y meñique

Comienza con el dedo índice sobre el primer casillero de la cuerda superior y el dedo meñique en el cuarto casillero. Ataca las notas de a una mientras alternas entre los dos dedos. Ve hacia atrás y adelante dos veces, y luego muévete un casillero en dirección al puente. Continúa avanzando en esta dirección a velocidad media hasta que termines los casilleros. Muévete una cuerda hacia la quinta, y desplázate sobre los casilleros de la misma forma en que lo hiciste antes. Una vez en el extremo, muévete hacia otra cuerda y continúa el ejercicio hasta haber cubierto las seis cuerdas. Descansa algunos minutos y repite dos veces más.

Estiramiento con el acorde de do abierto

Al tocar de forma continua un acorde de Do abierto, añade un "Re" ataque de por medio presionando tu meñique sobre la segunda cuerda, en el tercer casillero. Luego de cuatro ataques, mueve tu meñique hacia el cuarto casillero, continuando con el acento del sonido acorde por medio. Aquí comenzarás a sentir el estiramiento. Continúa acentuando tus acordes mientras mueves tu meñique hacia el quinto casillero. El estiramiento debe ser muy intenso en este punto. Sostén la posición por ocho acordes y luego regresa el meñique al tercer casillero, para comenzar de nuevo. Repite por cinco series de un minuto cada una, con un minuto de descanso en el medio.

Más galerías de fotos



Escrito por luke schmaltz | Traducido por mike tazenda