Ejercicios para la grasa en la espalda superior para mujeres

A ninguna mujer le gusta vestirse bien para salir, girar a mirarse en el espejo y darse cuenta de que tiene grasa que cuelga de su sujetador. A diferencia de un rollo en la panza, la grasa dorsal no es algo que se puede ocultar con un bolso de mano en el lugar estratégicamente. Si quieres perder la grasa de la espalda y sentirte sensual en tus ceñidas camisetas, es necesario seguir una dieta saludable y combinar cardio regular con focalización en la espalda y ejercicios de entrenamiento de fuerza.

Cardio

El ejercicio cardiovascular es una gran manera de poner en marcha un programa de pérdida de grasa. Desafortunadamente, no es posible apuntar específicamente a la grasa en la espalda superior. Más bien, debes realizar cardio de cuerpo entero con el fin de liberar tu cuerpo del exceso de grasa. Las mejores formas de cardio son las que incluyen los principales músculos del cuerpo e incluyen correr, natación, remo, esquí de fondo y el uso de una máquina elíptica. El American College of Sports Medicine (ACSM) recomienda que los adultos con sobrepeso deben aumentar su actividad a 45 minutos de ejercicio al día para facilitar la pérdida de peso y evitar la recuperación de peso.

Pull-Down lateral

Este ejercicio se dirige a la mayor parte de la parte posterior que incluye los músculos dorsal latisimus y teres de la espalda superior. Desarrollar estos músculos te ayudará a suavizar la grasa de la espalda, así como darte definición muscular. Siéntate frente a una máquina de pull-down lateral con las rodillas cómodamente colocadas debajo de los cojines de rodillos. Sujeta la barra con un agarre en pronación ancho. Estabiliza tu centro y tira de la barra hacia abajo hacia la parte superior del pecho. Espera aquí por la cuenta de uno y luego, con control, deja que la barra vuelva a la posición inicial. Con un peso desafiante realiza tres series de 8 a 12 repeticiones.

Remo sentado

El remo sentado trabaja la mayoría de la espalda superior incluyendo el dorsal ancho, trapecio, romboide mayor y redondo mayor. Cuando está acondicionado de forma adecuada, todos estos músculos ayudan a darte una vuelta elegante, fuerte y sexy. Siéntate frente a una máquina de remo con peso con los pies descansando sobre las almohadillas de las piernas y las rodillas dobladas. El torso debe estar doblado hacia adelante cuando se empieza. Estabiliza tu centro y tira de la palanca a la base del esternón enderezando la espalda y llevando los codos hacia atrás lo más que puedas. Con control, regresa a la posición inicial. Completa tres series de 8 a 12 repeticiones usando un peso desafiante.

Remo con mancuerna en un solo brazo

Este ejercicio trabaja principalmente el dorsal ancho, redondo mayor y el deltoides posterior. Toma una mancuerna con la palma hacia adentro. Con la rodilla opuesta y la mano, apoya tu cuerpo en un banco de ejercicio. Deja que el brazo que sostiene la mancuerna cuelgue directamente hacia el suelo. Estabiliza tu centro, endereza la espalda y con el codo doblado, levanta la parte superior del brazo y el codo lo más alto posible al lado de tu cuerpo. Pausa en la parte superior y luego baja lentamente la mancuerna de nuevo a la posición baja. Realiza las repeticiones deseadas y luego cambia de brazos. Completa tres series de 8 a 12 repeticiones por brazo.

Más galerías de fotos



Escrito por jen weir | Traducido por carlos alberto feruglio