Ejercicios gimnásticos acondicionadores

Los ejercicios gimnásticos acondicionadores son diseñados para ayudar a fortalecer los músculos de la base, incluyendo las piernas y los brazos en un esfuerzo para mejorar la flexibilidad y el control durante una rutina de gimnasia. Los ejercicios de acondicionamiento para los gimnastas se dividen en función de las partes del cuerpo que están buscando específicamente ejercitar y tonificar.

Flexibilidad

Los Ejercicios de entrenamiento de flexibilidad fueron diseñados para mejorar tu destreza en las rutinas, así como evitar que se desprendan músculos durante una rutina completa. Si estás buscando mejorar la flexibilidad de tus piernas, los ejercicios como el estiramiento y la estocada delantera te ayudarán a aflojar los músculos isquiotibiales, así como sus cuádriceps. Si estás buscando aumentar la flexibilidad de los brazos, estira el brazo sobre un palo o poste de madera varias veces al día para mejorar la rotación del brazo.

Fuerza

Además de aumentar el poder y la fuerza durante una rutina de gimnasia, los ejercicios de entrenamiento de fuerza te ayudarán a mejorar el control y la coordinación durante un ejercicio. Hacer verticales durante treinta segundos a un minuto a la vez ayudarán a mejorar tu fuerza en los brazos, así como el control de tu cuerpo durante una rutina. Además, las flexiones y extensiones de la pierna ayudarán a fortalecer los brazos y piernas, poniendo a prueba la resistencia durante largos periodos de tiempo. Mientras estés en las barras paralelas, puedes colocar una mano en cada barra, doblando las rodillas y bajándote a ti mismo. Haz tres series de veinte ascensores para mejorar la parte superior del brazo y la fuerza del cuerpo.

Resistencia

Los ejercicios de resistencia te ayudarán a mejorar tu seguimiento de principio al fin de rutinas largas. Para las barras asimétricas, saltar entre la barra inferior y superior varias veces durante dos minutos ayudará a fortalecer la parte superior del cuerpo, así como a mejorar tu resistencia. Sobre el tapete, realizar tu rutina varias veces sin parar ayudará a impulsar mejorar tu resistencia. El entrenamiento de resistencia básico, como correr, trotar o andar en bicicleta también puede ser útil para los gimnastas que buscan dar un impulso a su resistencia.

Base

Los ejercicios básicos de entrenamiento están diseñados para ayudar a fortalecer los músculos de la base, que van desde los músculos abdominales a los músculos inferiores de la espalda. Las sentadillas y abdominales son ejercicios básicos que ayudarán a fortalecer estos músculos. Realizar cuatro series de treinta repeticiones varias veces a la semana mantendrá tus músculos estables y fuertes. Además de los ejercicios básicos, puedes realizar elevaciones de piernas, mientras que el equilibrio sea en las barras asimétricas o las barras paralelas ayudará a fortalecer los músculos de la base y las piernas. Levanta las piernas hasta que estén paralelas al suelo, lentamente bájalas de nuevo y repite hasta que te sientas cansado.

Más galerías de fotos



Escrito por jason aberdeene | Traducido por jose fortunato