Ejercicios de gimnasio para principiantes

Entrar en un gimnasio por primera vez, de vez en cuando se puede sentir como si has aterrizado en un planeta nuevo. Si no estás seguro de cómo realizar incluso los ejercicios más básicos, no cuelgues tu cabeza. Has llegado a un lugar que puede transformar tu salud física y mental, y ahora es el momento de empezar a moverte. Familiarizarte con las formas básicas de ejercicio del gimnasio te permite caminar, literalmente, antes de correr.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Revisa el horario de clases del gimnasio e inscríbete en una clase de nivel principiante que suene atractivo.

    Revisa el horario de clases del gimnasio e inscríbete en una clase de nivel principiante que suene atractivo. Muchos gimnasios tienen una amplia variedad de clases de grupo que incluyen yoga, aeróbicos, step aeróbicos y el entrenamiento estilo danza como Zumba. Unirse a una clase para principiantes puede ayudar si te sientes inseguro de cómo proceder con tu entrenamiento. Recuerda, es probable que no seas el único novato de gimnasio en la clase. A medida que te ejercites en una clase, es posible que te sientas más seguro e incluso encontrar un futuro compañero de entrenamiento.

  2. Visita el área del gimnasio que cuente con un número de máquinas de cardio.

    Visita el área del gimnasio que cuente con un número de máquinas de cardio. Estas máquinas suelen incluir una cinta de correr, bicicleta elíptica, máquina de remo y bicicleta estática. Un ejercicio básico para los principiantes es caminar en la cinta. Consulta las instrucciones de la máquina y comienza a caminar a un ritmo más lento. Caminar en la cinta de la máquina se siente diferente a caminar en tierra firme, entonces mantén tu ritmo lento hasta que te sientas cómodo con la sensación. Observa cómo la máquina hace un seguimiento de tu trabajo de distancia y velocidad, experimenta con un aumento de la inclinación de la máquina cuando estés listo y te familiarices con la forma de detener la máquina en caso de emergencia. Las cintas de correr y otras máquinas de cardio son ideales para ayudarte a quemar calorías para perder peso. Para obtener mejores resultados, evita apoyarte en el pasamanos.

  3. Fortalece tu cuerpo al visitar el área de levantamiento de pesas del gimnasio para aprender a utilizar una máquina de entrenamiento con pesas.

    Fortalece tu cuerpo al visitar el área de levantamiento de pesas del gimnasio para aprender a utilizar una máquina de entrenamiento con pesas. Para los principiantes, las máquinas son una forma adecuada de ejercicio sin el riesgo de la utilización de forma peligrosa, incorrecta de pesas libres. Consulta siempre las instrucciones de la máquina antes de su uso. Si quieres construir tus cuadriceps, por ejemplo, la máquina de prensa de piernas sentado ofrece un reto adecuado. Establece tu peso deseado y siéntate directamente en la máquina. Con las piernas dobladas, presiona tus pies contra el panel del pie y estira tus piernas para empujar el panel del pie y levantar las pesas. Dobla tus rodillas para volver a la posición inicial para terminar una repetición. Haz tres series de 10 repeticiones de este ejercicio.

Consejos y advertencias

  • Incluso si estás interesado en sacar el máximo provecho de tu membresía en el gimnasio, evita el sobreentrenamiento. Una guía de entrenamiento general es de 150 minutos de ejercicio cardiovascular a medio ritmo y dos sesiones de entrenamiento de fuerza por semana.
  • Los ejercicios de peso corporal y gimnasia son formas ideales para hacer ejercicio, especialmente si te siente intimidado por el equipo de ejercicio. Realiza ejercicios como flexiones, abdominales, saltos, sentadillas y las estocadas. Estos ejercicios libres de equipos son convenientes para los ejercicios en casa, pero pueden ayudarte a que te sientas cómodo en un entorno de gimnasio.
  • Busca la ayuda de un entrenador si no estás seguro de cómo realizar un determinado ejercicio. Utilizar la mecánica equivocada puede causar lesiones y reducir tu progreso del entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por gonzalo cerda