Ejercicios de gimnasio para aumentar de estatura

Ninguna cantidad de ejercicio hará que tus huesos se alarguen, pero hacer estiramientos y ejercicios del mismo tipo podrá mejorar tu postura para tener una pose más erguida. Estar sentado todo el día es muy común al tener un estilo de vida sedentario. Utilizar el equipo en el gimnasio que sirve para estirar la columna vertebral y corregir una mala postura se opondrá a los hábitos que conducen a jorobarse.

Colgarse

Cada gimnasio tiene algún tipo de barra o una estación para ejercicios colgantes. Simplemente cuélgate de esta barra. El colgarse permite que la gravedad tire suavemente y alargue tu columna vertebral, lo que aumenta la distancia entre las vértebras. Esta es una manera sencilla de estirar los brazos, la espalda e incluso las piernas. Sujeta la barra con las palmas hacia adelante y las manos juntas. Cuélgate y estírate durante 20 segundos. Si es posible, utiliza una barra que le permita a todo tu cuerpo colgar con las piernas extendidas. Dobla las rodillas si no encuentras una barra lo suficientemente alta. Mientras estés colgado, presta atención a qué áreas se tensan y se resisten a aflojarse. Estas zonas pueden ser áreas de tensión excesiva o nódulos y tal vez quieras consultar a un instructor del gimnasio sobre cómo estirar dichos puntos.

Levantamientos de pierna para el abdomen bajo en silla romana

El fortalecer los abdominales inferiores da mejor apoyo a la columna vertebral y ayuda a pararte de forma más erguida. Fortalecer la parte baja del abdomen puede corregir alguna inclinación en la pelvis anterior, lo que ocurre cuando sobresale tu trasero. Regresar la columna vertebral a su inclinación normal, con la ayuda de unos abdominales fuertes, alargará la columna vertebral hacia arriba de manera que te pararás más erguido. Para trabajar el abdomen bajo en el gimnasio, busca la silla romana vertical, la estación de colgado de piernas o la silla de capitán. Cuélgate de la barra o cuelga la parte inferior de tu cuerpo hacia abajo con la parte superior del cuerpo apoyada en el descanso para brazos de la silla. Coloca la espalda contra la superficie trasera, si es que existe. Luego, aprieta el abdomen y junta las piernas Dobla las rodillas y jálalas hacia el pecho con un movimiento suave. Baja las piernas a una posición recta de nuevo.

Saltamontes

Aprovecha las colchonetas del gimnasio utilizadas para ejercicios básicos y estiramientos para hacer el saltamontes. El ejercicio del saltamontes es una pose de yoga que fortalece la parte media de la espalda, la parte superior y los músculos de la columna vertebral para que te puedas parar de forma erguida. El no tener fuertes músculos en la espalda hará que tu cuerpo se hunda y se produzca una joroba. Realizar el saltamontes correctamente hará que tus hombros se hagan hacia abajo y hacia atrás, mientras que el pecho se mantendrá abierto para enfatizar una postura correcta. Para hacer este ejercicio, acuéstate boca abajo. Mantén los brazos a los lados y pega las puntas de los pies en el suelo. Junta las piernas y mantenlas rectas. Comienza tocando el suelo con la frente de forma que tu cuello quede en línea recta con la columna vertebral. A continuación, aprieta los omóplatos mientras levantas las piernas, los brazos, la cabeza y el pecho del suelo, sólo unos centímetros. Mantén la posición de 30 a 60 segundos y respira profundamente. Regresa al nivel del suelo.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por eduardo sanchez