Ejercicios de gimnasia para parapléjicos

El ejercicio equilibra la salud y mejora el bienestar. Si naciste sin el uso de tus extremidades inferiores o quedaste parapléjico más tarde en la vida, el ejercicio regular puede ser un alivio y un placer. Los objetivos de cualquier rutina de gimnasio incluyen todos los componentes de un programa de ejercicio bien estructurado: flexibilidad, fuerza, equilibrio y acondicionamiento cardiovascular. Comienza poco a poco, y establece metas a corto y largo plazo. Varía el plan entre el estiramiento, actividades aeróbicas y máquinas de fuerza para lograr un entrenamiento equilibrado. Sé creativo y disfruta de tu entrenamiento.

Flexibilidad

Alcanzar el rango completo de movimiento aumenta gradualmente la flexibilidad. El calentamiento de los músculos para ramificar tus ejercicios de fuerza y ​​acondicionamiento evita lesiones. El entrenamiento de la flexibilidad previene el acortamiento muscular que puede conducir a contracturas y ayuda a prevenir tendinitis asociada con el esfuerzo de los brazos para mover tu silla de ruedas. Empieza cada entrenamiento estirando todos los grupos musculares. Respirar profundamente alarga cada estiramiento.

Fuerza y equilibrio

Empieza con pesas ligeras. Un objetivo típico es hacer 3 series de 12 repeticiones, pero no hay ninguna prisa por llegar a esta meta. Procede lentamente, observando cómo se siente el movimiento, cuando el músculo llega a su límite y cómo tu respiración se ve afectada por el esfuerzo. Usa la máquina desplegable para trabajar la parte de atrás, la máquina de la prensa del pecho para los pectorales y la máquina de la prensa del hombro para los deltoides, que se ponen en juego continuamente con cada ejercicio. A medida que adquieras fuerza, tendrás más control sobre tus movimientos durante el día. El control mejora tu capacidad de mantener una postura equilibrada, aliviando el dolor de espalda. Elimina la dependencia de los hombros mediante la construcción de fuerza en grupos musculares pequeños y grandes aumentando el equilibrio, proporcionando alivio a los grupos de músculos usados ​​en exceso.

Cardio

El acondicionamiento cardiovascular se crea moviéndose rápidamente de un ejercicio a otro, mientras que trabajas de manera constante la duración y la intensidad. El ergómetro de la parte superior del cuerpo proporciona una forma de la bicicleta con los brazos, golpeando una cadencia que se puede construir mejorando la resistencia en tu corazón y los ritmos de respiración. Las caminadoras adaptadas para silla de ruedas y máquinas de remo son también buenas opciones para cardio. Un gimnasio con especialistas parapléjicos es la mejor opción para tener la mayor variedad de herramientas y apoyo educado. Un aumento sostenido de la capacidad de tu corazón para el ejercicio prolongado es el resultado deseado.

Seguridad

Habla con tu médico acerca de tus objetivos y crea planes de formación específica a tus circunstancias de salud y tu historia médica. Revisa tus medicamentos para determinar si pueden afectar tu tolerancia al ejercicio. Tu profesional médico puede ser capaz de sugerir capacitadores y ayudarte a desarrollar preguntas de entrevista para preguntar a candidatos potenciales. Antes, durante y después del ejercicio, controla tu presión arterial, el ritmo cardíaco y el nivel de esfuerzo. Siempre deja de hacer ejercicio si sientes dolor o incomodidad. Hacer ejercicio en caso de enfermedad, con un resfriado, la gripe, una infección de la vejiga, úlceras por presión, espasticidad inusual u otro problema médico, no es seguro.

Más galerías de fotos



Escrito por janet still | Traducido por blas isaguirres