Ejercicios funcionales que mejoran el equilibrio

Ya sea que estés intentando mejorar tu agilidad para el atletismo o el funcionamiento diario, hacer ejercicios que mejoren tu equilibrio te ayudará a volverte más estable con tus pies. Los ejercicios de equilibrio varían de muy simples a más complejos y pueden ayudar a los mayores, a recuperarse de lesiones o simplemente intentando mejorar sus aptitudes de equilibrio. Al incorporar estos ejercicios en tu rutina diaria ganarás fuerza y reducirás el riesgo de lesiones.

Postura en una extremidad

La postura de extremidad simple es un ejercicio para principiantes normalmente utilizado por los mayores para evitar caídas. Tómate al respaldo de una silla con ambas manos, párate en una pierna por unos segundos y luego cambia a la otra pierna. Acumula un minuto en cada pierna. Mientras mejora tu equilibrio, sujeta la silla con una sola mano, luego sólo con la punta de los dedos y luego sin manos en absoluto. Esto ayudará a desarrollar la fuerza de una sola pierna así como el equilibrio superior para mejorar las funciones involucradas en el caminar y en otras tareas de movilidad.

Vid

El ejercicio de la vid puede mejorar el equilibrio, la agilidad y la coordinación de los pies. Realiza este ejercicio en tu cocina o en algún lugar en el que tengas acceso a un mostrador para sujetarte mientras haces varios pasos a la derecha y a la izquierda. Comienza sujetándote sobre el mostrador para tener equilibrio y párate con los pies juntos. Lleva el pie izquierdo sobre el derecho y luego pisa con el derecho al costado para enderezar los pies. Continúa pisando de esta manera varios pasos y luego vuelve en la otra dirección de la misma manera. Mientras mejora tu equilibrio, sujétate en el mostrador con una mano, luego sólo con los dedos y finalmente sin sujetarte.

Paso de equilibrio con la rodilla arriba

El paso de equilibrio con la rodilla arriba ayuda a desarrollar estabilidad en un pie y mejora la funcionalidad para caminar, saltar y subir escaleras. Comienza con los pies separados a la distancia de la cadera y con las manos a los costados. Toma un paso grande hacia adelante con el pie izquierdo y luego levanta la rodilla derecha. Mantén en un momento y luego coloca la rodilla derecha hacia abajo y pisa atrás con el pie derecho. Levanta la rodilla izquierda y luego mantén esa posición por otro momento para completar una repetición. Realiza 10 repeticiones y luego cambia de piernas. Para hacer el ejercicio más desafiante y mejora el equilibrio, salta en lugar de dar un paso con cada movimiento.

Ejercicio de escalera de agilidad

Este es un ejercicio de equilibrio más avanzado para quienes están intentando desarrollar una mejor agilidad con la coordinación de pies. Este ejercicio, que requiere el uso de una escalera, sigue un patrón de adentro y afuera hecho por tus pies. Comienza parándote a la izquierda de la escalera con las rodillas levemente dobladas y los pies a la distancia de los hombros. Pisa en la primera abertura con el pie derecho, este es el primer "adentro". Sigue con el pie izquierdo para el siguiente "adentro". Pisa con el pie derecho hacia afuera de la escalera y hacia adelante para el costado de la siguiente abertura, este es el "afuera". Pies con el pie izquierdo hacia adelante para que esté dentro de la siguiente abertura y pareja con tu pie derecho. Coloca el pie derecho dentro de la misma abertura al lado de tu pie izquierdo. Continúa utilizando este patrón para el largo de la escalera. Mientras mejoran tu agilidad y el equilibrio, acelera o salta con cada paso.

Más galerías de fotos



Escrito por brandi junious | Traducido por sebastian castro