Ejercicios de fortalecimiento para el qi del bazo

Los distintos órganos del cuerpo tienen sus propias marcas de energía, de acuerdo a la Medicina Tradicional China. Esto significa que algunos hábitos y emociones afectan de forma negativa a cada órgano. El qi del bazo sufre cuando te preocupas, te compadeces en exceso de los demás, estudias de forma excesiva o comes comida chatarra, de acuerdo con Michael y Lesley Tierra, herbolarios y médicos de acupuntura en la East West School of Planetary Herbology en Ben Lomond, California, y autores del libro "Chinese Traditional Herbal Medicine". Para reponer el qi esplénico debes buscar la plenitud emocional, intelectual, física y espiritual, y utilizar ejercicios de qiqong para el fortalecimiento del bazo ayuda a limpiar el qi estancado.

Sintonía con la tierra

La medicina tradicional china asocia al qi esplénico con el elemento tierra y el color amarillo. Para sanartu qi esplénico, conecta estos aspectos al realizar lo que la doctora de medicina china y maestra de qiqong, Deborah Davis, llama una sintonía con el elemento tierra. Esta sintonía se realiza mejor estando descalzo, según escribe Davis en su libro “Women’s Qigong for Health and Longevity". Sal a tu patio, jardín o algún área al aire libre, con tu columna recta y tus brazos descansado a los costados. Relájate, siente la energía de la tierra moverse hacia tus piernas y pelvis. Respira profundamente. Siente e imagina una luz amarillo dorada subiendo por tus piernas, que llena tu cuerpo y emana hacia afuera de tu vientre. Esta meditación debe durar de cinco a diez minutos.

Masaje abdominal

Un ligero masaje abdominal estimula la circulación libre del qi del bazo y elimina el estancamiento. Realiza este ejercicio de pie o sentado con tu columna recta. Coloca tu palma derecha en tu abdomen superior. Inhala profunda y suavemente. Conforme exhales, dale masaje a tu abdomen con tu palma, en movimientos siguiendo el sentido de las manecillas del reloj. Utiliza tu aliento para murmurar el sonido "hu" conforme exhales. Repite de 10 a 20 veces. Además de fortalecer el qi esplénico, este ejercicio promueve una buena digestión, de acuerdo a Xiangcai Xu, profesor de Medicina Tradicional China en el Shandong College en la ciudad de Jinan, China y autor del libro “Qigong for Treating Common Ailments”.

Darle vueltas a la bola de qi

Una de las claves para fortalecer el qi esplénico es realizar movimientos suaves y continuos. Este ejercicio está diseñado para el qi esplénico. Ponte de pie con tu peso distribuido de forma pareja en ambos pies. Coloca tus manos enfrente de tu torso, con la mano derecha encima de la izquierda. Las palmas deben estar una frente a la otra, como si estuvieras sosteniendo un balón de basquetbol, con tus dedos apuntando hacia afuera en un ángulo de 45 grados. Voltéate a la izquierda y sigue manteniendo la forma de la bola. Voltéate a la derecha, rotando tu bola invisible para que ahora la mano izquierda quede arriba. Voltéate hacia atrás hacia la izquierda, rotando la bola para que tu mano derecha sea la que quede arriba. Sabrás que este ejercicio está funcionando si empiezas a sentir más actividad en tus intestinos y tu apetito ha mejorado, de acuerdo con Gao Yun y Bai Yin, maestros de qigong del Qigong Natural Health Center en Taiwan y autores del libro “Qigong Healing Energy”.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa smith | Traducido por karly silva