Ejercicios para los flexores de cuello profundos

Los flexores de cuello profundos son un grupo de músculos en el frente de tu cuello que funcionan para realizar movimientos simples tales como asentir y girar la cabeza. Sin embargo, una postura pobre por un largo periodo de tiempo debilita estos músculos y permite que la cabeza se mueva hacia adelante. Esta postura de la cabeza hacia adelante puede resultar en dolor de cuello crónico cuando no se corrigen. Los ejercicios dirigidos a retractarse, o mover la cabeza sobre los hombros, fortalecen estos músculos y los regresan a su longitud óptima.

Dobleces de barbilla

Los dobleces de barbilla son ejercicios simples que pueden ayudar a fortalecer los flexores profundos de tu cuello. Comienza recostándote sobre tu espalda con tus rodillas dobladas. No uses una almohada para soportar tu cabeza. Mantén la parte trasera de tu cabeza en la cama o suelo y tu boca cerrada, trata de traer tu barbilla hacia tu manzana de adán. Mantén tu cabeza derecha, sin voltear a ningún lado. Mantén esta posición por 10 segundos, y repite este ejercicio 10 a 15 veces, dos por día. ES importante perfeccionar este ejercicio, ya que es la base para muchos programas de ejercicio para flexores de cuello.

Asentimientos con la cabeza

Los asentimientos con la cabeza pueden ser realizados desde la misma posición que los dobleces de barbilla, y son generalmente vistos como una progresión de los dobleces de barbilla. Comienza este ejercicio realizando los dobleces de barbilla, y mientras mantienes tu cabeza derecha, levanta tu cabeza de la cama o el suelo. Solo levanta tu cabeza de 3 a 4 pulgadas. Mantén esta posición por tres segundos y lentamente baja tu cabeza hacia la mesa. Repite este ejercicio 10 a 15 veces, dos por día.

Ejercicio cuadrúpedo

Comenzando en cuatro patas, o la posición cuadrúpeda, mientras realizas los dobleces de barbilla o asentimientos demostrará ser más desafiante. Mientras haces ejercicio, asegúrate de que tu cabeza este derecha. Realiza dobleces de barbilla, después trae tu cabeza hacia arriba, hasta que veas justo hacia adelante, y no hacia abajo al suelo. Lentamente repite este ejercicio 10 veces, dos por día.

Corrección postural

La corrección postural también es importante para asegurar que los flexores de cuello profundos estén en una posición apropiada durante el día. Para asegurar la postura apropiada párate con la espalda contra la pared con la parte de atrás de tu cabeza tocando la pared. Mantén tus pies 6 pulgadas por enfrente de la pared. Siente la distancia entre tu cuello y la pared, no deben ser más de dos dedos de ancho. Este truco simple es suficiente para mantener tu cabeza hacia atrás y evitar que tus flexores profundos del cuello se estiren de más. Siempre es una buena idea realizar unos pliegues de barbilla para mantener tu cabeza hacia atrás y tu postura correcta.

Más galerías de fotos



Escrito por tyler shultz | Traducido por esther guerrero