Ejercicios de flexibilidad para gimnasia

Un gimnasta en la acción parece tener una notable flexibilidad, girando y girando de manera extraordinaria. Los gimnastas no necesariamente poseen la fuerza muscular inusual o elasticidad, en lugar desarrollan su flexibilidad a través de un régimen de estiramiento regular y ejercicios de flexibilidad. La disciplina de la gimnasia requiere este tipo de ejercicios para reducir las lesiones y llevar a cabo los niveles óptimos.

Cuándo practicar

Es importante estirar y repetir los ejercicios de flexibilidad de forma regular durante la práctica de la gimnasia. Estirarás más los músculos mediante la práctica de una pequeña cantidad cada día, estirando durante períodos más largos sólo una o dos veces a la semana. Practica estiramientos antes de hacer ejercicio como un método de calentamiento. Además, puedes ganar más estiramiento después de un entrenamiento, y como parte de un régimen de enfriamiento. Después de una rutina de gimnasia, los músculos estarán cálidos y ágiles, y se pueden estirar más fácilmente, promoviendo flexibilidad general. A fin de mantener esta flexibilidad, estira con tanta frecuencia como sea posible, incluso si es sólo por unos minutos a la vez. Esto te ayudará a mantener tus músculos en un estado ágil cuando estés listo para realizarlos.

Reducción de lesiones

El Instituto de Estiramiento afirma que los ejercicios de la gimnasia de flexibilidad son importantes para reducir las posibles lesiones que puedan ocurrir durante eventos. Las lesiones pueden ser devastadoras para los gimnastas, causando dolor, deformidad o incluso poniendo fin a una trayectoria en tu carrera. Puedes reducir la posibilidad de lesiones mediante la realización de ejercicios estirando los músculos y fortaleciéndolos para los eventos de gimnasia. Los ejercicios ayudan a practicar, permiten que tu cuerpo se familiarice con los movimientos que estarán en la alineación correcta y la forma correcta. Además, puedes reducir tu riesgo de lesiones mediante el mantenimiento de los equipos y mediante su uso correcto y utilizando un ayudante al realizar movimientos difíciles.

Ejercicios inferiores del cuerpo

Los ejercicios de flexibilidad que utilizan los músculos de las extremidades inferiores no solo los aflojan, sino que también proporcionan apoyo para saltos, carreras, compensaciones redondas, ruedas de carro o volteretas. Un tramo de pique utiliza los músculos de los glúteos y los isquiotibiales en la parte posterior del muslo. Párate con los pies juntos y pon rectas las piernas. Dobla la cintura y agarra tus tobillos, tirando de la parte superior del cuerpo hacia abajo y llevando tu pecho cerca de tus rodillas. Otro tramo que trabajas, es la parte posterior de las piernas que consiste en colocar tu pie sobre una mesa o taburete que es casi la altura de tu cintura. Flexiona la rodilla e inclínate en la recta final, sintiendo un tirón en la parte posterior de tu pierna. Repite también este estiramiento con la otra pierna.

Ejercicios superiores del cuerpo

Estira los músculos de la parte superior del cuerpo para ayudar a mejorar el equilibrio y aumentar tu fuerza vertical, las barras o anillos paralelos. Para estirar los hombros, siéntate en el suelo con las piernas estiradas. Coloca las manos en el suelo detrás de ti e inclínate hacia atrás sobre tus manos. "Camina" lento con las manos más lejos de tu cuerpo hasta que sientas el estiramiento en el hombro. Para estirar los músculos tríceps en la parte posterior de los brazos, levanta ambos brazos rectos por encima de tu cabeza. Dobla un brazo y alcanza el codo con el otro brazo. Tira del brazo doblado adentro hacia tu cabeza hasta que sientas un estiramiento en la parte posterior del brazo. Repite en el lado opuesto.

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por mariana van der groef