Ejercicios para una fístula AV

Una fístula AV (arteriovenosa) es una conexión anormal entre una vena y una arteria. El área de tu cuerpo con una fístula AV recibe menos irrigación sanguínea. A menudo, un cirujano crea una fístula AV en el brazo de los pacientes en diálisis para hacer el tratamiento más fácil. Tu médico puede prescribir ejercicios para ayudar a que la fístula AV madure y sea más eficaz.

Manivela

Este ejercicio es beneficioso, si eres un paciente de diálisis con una fístula AV creada bajo la dirección de tu médico. La manivela mejora la maduración de una fístula, inmediatamente después de la cirugía, para generar dicha fístula. Deberás ejercitar con manivelas cada día durante ocho semanas después de la cirugía, según National Institutes of Health. Tu médico determinará la intensidad del ejercicio.

Bolas de tensión

Por lo general, una fístula AV tarda entre tres a cuatro meses para que sea efectiva. Por esta razón, normalmente se las inserta meses antes de comenzar la diálisis. Mientras estás en tu casa, tu médico puede aconsejarle que aprietes con frecuencia una bola de tensión con el fin de acelerar la maduración de la fístula.

Banda de resistencia para la flexión de muñeca

Este ejercicio ayuda a aumentar el tamaño de las venas del brazo con el fin de prepararlas para la diálisis. Sentado en una silla firme y usando una banda de resistencia, coloca un extremo por debajo de tu pie. Sujeta el otro extremo de la banda de resistencia con el brazo afectado. Apoya el antebrazo sobre el muslo con la palma de la mano hacia el techo. Doble la muñeca hacia arriba lentamente y hasta donde puedas. Tu antebrazo no debe salir de tu muslo. Completa este ejercicio como lo indique tu médico o fisioterapeuta.

Flexión de muñeca con peso

Utiliza un peso ligero (3 libras o menos) para completar este ejercicio. Si no dispones de la pesa, usa una lata de comida o un martillo. Coloca el brazo sobre una mesa, deja que tu muñeca cuelgue de un borde con la palma hacia abajo. Sujeta la pesa con la mano. Levanta lentamente la muñeca y mantén durante unos segundos. Baja la muñeca de nuevo y repite.

Supinación del antebrazo con resistencia

Completa este ejercicio de pie o sentado. Coloca la palma de la mano del brazo afectado hacia abajo en el muslo. Usa la otra mano para sostener el brazo en su lugar. Gira lentamente la mano hacia arriba lo más que puedas, mientras aplicas una resistencia suave con la mano opuesta. Mantén esta posición durante unos segundos. Relaja y repite siguiendo las indicaciones de tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por sofía bottinelli