Ejercicios de fisioterapia para el dolor de cuello

El dolor de cuello puede variar en gravedad desde una pequeña molestia que altera ligeramente tu día a una condición debilitante que no te permite girar la cabeza. El dolor de cuello puede ser el resultado de un problema crónico-degenerativo o se produce debido a un traumatismo agudo por una caída o un accidente, así que visita al médico para determinar la causa de tu dolor. Sin embargo, la mayoría de las veces no es grave y los ejercicios de fisioterapia a menudo ayudan.

Empuje isométrico


Empuja suavemente tu cabeza contra tus manos.

El empuje isométrico ayudar a fortalecer los músculos de los lados del cuello. Mantén tu cuello recto en cada movimiento y no inclines la cabeza hacia adelante. Coloca tus palmas de las manos contra la frente con los dedos apuntando hacia arriba y presiona suavemente tu cabeza contra tus manos. Coloca tus manos en la parte posterior de la cabeza y haz lo mismo, a continuación, coloca una mano en un lado de la cabeza y empuja haciendo resistencia. Repite en el otro lado. Mantén cada empuje durante cinco segundos, descansa tres y continúa.

Aprieta los omóplatos


Aprieta y suelta los omóplatos.

Párate o siéntate cómodamente con la espalda recta y dobla los brazos cerca de 90 grados. Mantén los brazos cerca de tu cuerpo y aprieta los omóplatos lo que puedas, sin causar dolor. Manténlos así durante cinco segundos, luego relájate. Haz 10 repeticiones.

Barbilla


Baja tu barbilla suavemente.

El movimiento de la barbilla es sencillo y extiende suavemente la parte posterior de su cuello. Sentado o de pie con la espalda recta poco a poco lleva tu barbilla hacia abajo hasta que sientas un estiramiento suave en la parte posterior de tu cuello. Mantén cada estiramiento durante tres segundos y repite 10 veces.

Flexión y extensión


Terminando estos sencillos ejercicios te sentirás mejor.

Movimientos de flexión y extensión para estirar el cuello en todas las direcciones. La flexión se refiere a doblar la cabeza hacia adelante, y la extensión es cuando la regresas a su posición original. Mueve suavemente la cabeza, especialmente durante el movimiento de extensión. Deje que la gravedad trabaje para estirar los músculos del cuello, sin ningún esfuerzo adicional de tu parte. Después de los movimientos hacia delante y hacia atrás, flexiona el cuello a cada lado llevando la oreja hacia el hombro.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por dennis de la barrera