Ejercicios femeninos para brazos sin usar pesas

Una gran cantidad de ejercicios existen para ejercitar tus brazos con pesas, pero hay algunas opciones que se pueden hacer sin pesas o barras con peso. Mujeres y hombres tienen los mismos músculos de los brazos y estos funcionan de la misma manera, aunque para las mujeres puede ser más difícil realizar ejercicios de brazo de peso corporal que para los hombres, porque las mujeres tienden a tener menos fuerza superior del cuerpo en promedio. Esto no quiere decir que las mujeres no puedan construir la fuerza al igual que los hombres, pero podrían tener que comenzar con variaciones más fáciles.

Flexiones de tríceps


El ejercicio de flexión de brazos utiliza los músculos del pecho junto con los tríceps y los hombros.

El ejercicio de flexión de brazos utiliza los músculos del pecho junto con los tríceps y los hombros. La variación de la flexión de tríceps coloca más énfasis en los tríceps en la parte posterior de tus brazos. Esto se consigue simplemente colocando las manos juntas durante una flexión habitual. Comienza colocando las manos en el suelo, a un ancho menor que el de los hombros y coloca los pies de nuevo en posición de flexión de brazos. Los brazos están rectos con las manos en línea con el pecho. Tu espalda debe estar plana y las piernas rectas. Luego, dobla los codos y mantenlos apretados junto a los costados a medida que bajas el pecho hacia el suelo. Presiona los brazos rectos y levanta tu cuerpo de vuelta a la posición inicial. Realiza el ejercicio sobre las rodillas en lugar de usar tus dedos de los pies para que sea más fácil.

Inmersiones


Puedes realizar inmersiones con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo para hacer el ejercicio más fácil en tus brazos.

El ejercicio de inmersión se puede hacer con barras de inmersión o puedes utilizar una silla o un banco. El movimiento del ejercicio de inmersión es lo que es importante para orientar tus tríceps, no el equipo que se utiliza. Tal vez la forma más sencilla de hacer el ejercicio es sentarse en una silla y colocar las manos en el borde delantero de la silla, al lado o ligeramente por debajo de las piernas. Puedes sentarte en tus manos para comenzar si eso es lo que hay que hacer para que las manos estén en línea con los hombros. Tus piernas quedan rectas en frente de ti con los talones en el suelo. Levanta tu cuerpo en el aire y lleva las caderas frente a la silla con los brazos rectos. Luego, dobla los codos y baja las caderas hacia el suelo hasta el punto en que los codos queden en ángulos rectos. Mantén los codos apretados junto a tu cuerpo. Empuja de nuevo a la posición inicial para terminar una inmersión. Puedes realizar inmersiones con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo para hacer el ejercicio más fácil en tus brazos.

Dominadas


Realiza dominadas.

Las dominadas son ante todo un ejercicio para la espalda media, pero también utilizan los bíceps, los antebrazos y los hombros para tonificar los brazos. Considera la tonificación de espalda como un bono. Utiliza una barra de dominadas que sea lo suficientemente alta como para que te puedas colgar de ella sin tocar el suelo o doblar las piernas. Agarra la barra con las palmas en dirección hacia ti, con las manos a lo ancho de los hombros. Debes tener que saltar un poco para agarrar la barra. Comienza con tus brazos rectos y dobla los codos para tirar de tu cuerpo hacia arriba hasta que tu barbilla quede por encima de la barra. Finaliza con una dominada para la reducción posterior hasta que los brazos queden rectos. Si realizar una dominada es demasiado difícil para ti, ya que lo es para muchas mujeres, haz una media dominada usando una silla para llegar a la posición elevada y luego baja sin la ayuda de la silla. También encontrarás una máquina de dominadas asistidas en el gimnasio.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por ariadna delgado