¿Los ejercicios faciales pueden levantar realmente los carrillos caídos?

A medida que tu piel envejece y comienza a perder elasticidad, puede que notes que tus carrillos, o las zonas de la parte inferior de las mejillas y la mandíbula a cada lado de la boca, comienzan a caer. Un tratamiento propuesto son los ejercicios faciales, que supuestamente tensan todo hacia arriba nuevamente. No obstante, éstos podrían tener un efecto perjudicial en tu piel porque no están dirigidos a los ligamentos flojos, la pérdida de grasa o a los movimientos faciales que causan que se caigan en primer lugar.

Supuestos efectos

La idea detrás de hacer ejercicios faciales es que a medida que envejeces y tu rostro comienza a caerse, supuestamente debes comenzar a hacer estos ejercicios para fortalecer los músculos debajo de la piel. Por lo general los ejercicios consisten en mover tus labios y carrillos, y estirar y contraer zonas de tu cara. Algunos sitios web venden programas que incluyen regímenes para el cuidado de la piel.

Opinión de los expertos

El problema con todas esas acciones de estirar y contraer es que si tu piel ya no es tan elástica como antes, podrías terminar con más pliegues, arrugas y zonas caídas. Paula Begoun, autora de “The Cosmetics Cop", escribe en su sitio web que los ejercicios faciales no reacomodan los ligamentos o reemplazan el colágeno o la grasa. Dice que podrías ver un poco más de tono en las zonas caídas, pero la piel podría arrugarse más.

No hay estudios

Ninguno de los argumentos ha sido estudiado para confirmarlo, aunque los oponentes tienen la anatomía y biología básica de su lado. Al menos un partidario de los ejercicios faciales afirma que dado que el entrenamiento fortalece los músculos, los ejercicios faciales deben hacer lo mismo con tus músculos faciales, aunque no hay estudios. Otro punto a tener en cuenta es que los ejercicios no siempre estiran la piel. Puedes tener grandes bíceps, pero si tu piel ha perdido su elasticidad, puede no tensarse por completo y apretar los músculos debajo.

Usos médicos actuales

Los ejercicios faciales se usan para fortalecer los músculos de la cara, pero no por una razón cosmética. Los ejercicios faciales son parte del tratamiento en los pacientes luego de una cirugía de mandíbula, y los médicos y terapeutas algunas veces los aconsejan a los pacientes que tienen problemas para hablar o tragar. Los pacientes con enfermedad de Parkinson o problemas en el nervio facial pueden hacer ejercicios faciales para aumentar su rango de expresiones. Una tesis realizada en la Washington State University en el 2010 observó los efectos de los ejercicios faciales en la parálisis facial de la investigadora, que la había adquirido después de un accidente en bicicleta cuando era niña. Después de seis semanas de terapia, la investigadora podía replegar sus labios para sonreír alrededor de un 50 por ciento más de lo que podía antes de comenzar la terapia.

Precaución

No compres un programa de ejercicios faciales para tu cara a menos que la persona que lo venda pueda respaldarlo con investigaciones. Es mucho más fácil para un comerciante hábil hacer que los ejercicios faciales suenen como algo cosmético que no necesita prueba científica. También ten en cuenta quién te dice que hagas los ejercicios y cómo tratan de convencerte; sin importar qué títulos tengan, aléjate si te sientes presionada para comprar videos u otros objetos accesorios, o a comenzar ejercicios que te hagan sentir incómoda.

Más galerías de fotos



Escrito por suzanne s. wiley | Traducido por maria eugenia gonzalez