Ejercicios faciales para los labios

Tu cara y cuero cabelludo están formados por 10 grupos de músculos. Uno de estos grupos son los labios, que están rodeados por tres músculos que hacen que sonrías, frunzas los labios o mastiques. Con la edad, la piel y partes de tus labios comienzan a soltarse, causando que tu cara se vea más vieja. Los ejercicios para labios pueden incrementar el flujo sanguíneo, reducir la piel caída y tonificar los músculos de tu boca.

Fruncir los labios

El yoga facial está basado en la teoría de que los ejercicios hacen el trabajo de un lifting sin necesidad de cirugía. Están diseñados para usar los músculos alrededor de tus labios para dar la apariencia que se son más firmes y fuertes. Siéntate derecha y frunce tus labios. Estira tu boca con una sonrisa, manteniéndolos fruncidos. Haz como si estuvieras lanzando besos al aire.

Succiona

Este ejercicio refuerza y tonifica los músculos dentro y alrededor de tus labios. Coloca tu dedo índice en la boca y succiónalo lo más fuerte que puedas. Debes de sentir cómo los músculos de tus mejillas y labios se contraen. Sostén por 5 segundos, después relaja lentamente y quita el dedo. Repítelo 10 veces.

"O"

Este ejercicio ayuda a eliminar las pequeñas arrugas localizadas a los lados de tu boca. Frunce tus labios y forma una pequeña "O" con tu boca. Mantenlos tensos y sonríe lo más fuerte que puedas hasta que sientas cómo los músculos de tus mejillas se contraen.

Músculo orbicular de la boca

Ejercitar el músculo orbicular de la boca, situado alrededor de ella, ayuda a eliminar líneas finas y produce labios firmes y con volumen al alternar modos de contracción y relajación. Lubrica el área alrededor de tu boca con agua o una pequeña cantidad de aceite para que tus labios no se agrieten. Coloca ambos dedos índice en cada lado y jala suavemente. Este movimiento contraerá el músculo orbicular. Sostén por 2 segundos, después jala un poco más, haciendo que se contraiga aún más. Repite 25 veces. Si lo haces correctamente, es un ejercicio isotónico e isométrico, cambiando la longitud del músculo debido a que se mantiene la contracción durante la repetición.

Labios

Siéntate derecha y frunce tus labios suavemente. Concéntrate en elevarlos hasta tu nariz. Levántalos tanto como puedas y sostenlos por 5 segundos. Relaja y repite cinco veces.

Más galerías de fotos



Escrito por christina mcdonald-legg | Traducido por brenda labrada