Ejercicios faciales para la boca

Mantén tonificados y luciendo jóvenes los músculos de la boca y de los labios realizando ejercicios bucales a diario. El ejercicio facial puede ayudarte a reducir o a atrasar la aparición de arrugas alrededor del labio superior y a disminuir la profundidad de los pliegues nasolabiales que se extienden desde la base de la nariz hasta el costado de la boca, hacia el mentón. Los ejercicios bucales también pueden mantener tonificadas las mejillas y afirmar la línea de la mandíbula y la barbilla.

Afirmar los labios y la boca

Ponte de pie frente a un espejo para poder ver cómo trabajan los músculos que rodean a la boca cuando haces los ejercicios. Esta práctica no incrementará las arrugas que rodean tu boca, sino que ayudará a afirmar y tonificar sus músculos. Frunce los labios como si estuvieras bebiendo de una pajita, sugiere la organización Kennedy Disease. Sopla por la pajita y llena tus mejillas con aire durante 10 segundos. Puedes realizar este ejercicio de 10 a 20 veces por la mañana y por la noche.

Uuuuuuuuuu e Iiiiiiiiiiii

Trabaja los músculos de alrededor de la boca rápida y efectivamente. Comienza por fruncir los labios, como si estuvieras exageradamente por darle un beso a alguien. Al mismo tiempo, di: uuuuuuuuu. Luego haz una gran sonriza, como si trataras de tocar tus orejas con las comisuras de tus labios y di: iiiiiiiii, sugiere la organización Kennedy Disease. Repite esta rutina 10 veces con bastante rapidez, de dos a tres veces por día. Esto lo sentirás verdaderamente alrededor de los labios.

Tócate la nariz

Frunce los labios e intenta levantarlos hacia la punta de tu nariz, sugiere Ageless. Por supuesto, no podrás hacerlo, pero sostén la contracción durante cinco segundos y luego afloja. Repite este ejercicio de 5 a 10 veces varias veces por día para tener labios más voluminosos y músculos bucales más tonificados.

Di whisky

Siéntate cómodamente con los labios cerrados pero no apretados. Tus dientes superiores e inferiores deben tocarse. Sonríe lo más que puedas sin separar los labios y sostén esa contracción por espacio de 5 segundos, sugiere Ageless. Al aflojar la contracción, frunce los labios como si estuvieras por besar a alguien. Sostén esa posición durante otros 5 segundos y luego afloja. Puedes repetir este ejercicio unas 10 veces varias veces al día para obtener buenos resultados.

Absorber con los labios

Frunce ligeramente tus labios como si fueras a besar a alguien suavemente y luego introdúcelos dentro de tu boca, curvándolos debajo de los dientes, sugiere Ageless. Este ejercicio requerirá práctica hasta que logres mayor coordinación. Sostén la contracción con los labios cubriendo los dientes durante 5 segundos y luego afloja. Repite este ejercicio unas 5 a 10 veces.

Más galerías de fotos



Escrito por denise stern | Traducido por irene cudich