Ejercicios faciales anti-edad

Hay 10 grupos de músculos en todo el rostro y el cuero cabelludo. Estos grupos de músculos se unen al hueso y a diferencia de los de otras partes del cuerpo, a la piel, lo que permite hacer millones de expresiones faciales. La repetición de las expresiones faciales hace que se formen líneas y arrugas a medida que envejeces. Los ejercicios faciales anti-edad pueden ayudar a reforzar y tonificar los músculos y la piel que los recubren para una apariencia más joven y firme.

Yoga facial

Este ejercicio de yoga facial está diseñado para tonificar los músculos de la cara y el cuello, aumentar la circulación sanguínea y aliviar la tensión para restaurar una apariencia juvenil. Ayuda a eliminar las líneas de expresión y tonifica los músculos de las mejillas. Párate derecho e inhala profundamente por la boca. Mantén el aire de tu boca con las mejillas amplias de modo que te veas como un trompetista. Espera un minuto, o hasta puedas contener la respiración, luego exhala lentamente por la nariz. Repite el ejercicio cinco veces.

Músculo platisma

Situado en la parte delantera del cuello está el músculo platisma. El envejecimiento provoca que el músculo y la piel en la parte superior se aflojen y caigan. Este ejercicio ayuda a tonificar el músculo cutáneo del cuello para una línea de la mandíbula y del cuello suave. Siéntate o párate derecho e inclina la cabeza para que quedes mirando el techo. Mantén la cabeza quieta, presiona la lengua al paladar. Debes sentir los músculos en la parte frontal del cuello contraerse con este movimiento. Guarda tu lengua presionándola hacia el techo de la boca. Lleva la barbilla hacia el cuello, sintiendo los músculos de la barbilla y la contratación del músculo platisma.

Cachetes

Los músculos y la piel de las mejillas pueden comenzar a caer a medida que envejeces. Realiza este ejercicio diario para apretar los músculos y reducir las arrugas. Párate frente a un espejo para que puedas asegurarte de que estás haciendo el ejercicio correctamente, entonces sonríe tan grande como te sea posible, manteniendo los labios cerrados y las comisuras de la boca girando hacia las orejas. Arruga la nariz de modo que los músculos de las mejillas se muevan hacia arriba. Mantén la posición durante cinco segundos, después relájate. Repite 10 veces.

Frente

Este ejercicio ayuda a reducir las arrugas en la frente al tonificar la piel. Coloca dos dedos índice justo por encima de los dos ojos y debajo de las cejas. Levanta las cejas lo más alto que puedas y al mismo tiempo tira hacia abajo la piel debajo de la ceja. Repite 10 veces para fortalecer tu frente.

Más galerías de fotos



Escrito por christina mcdonald-legg | Traducido por andrea galdames