Ejercicios de estiramientos para los dedos del pie

El pie tiene cuatro dedos pequeños llamados falanges, cada uno con tres articulaciones, y un dedo gordo llamado hallux, con dos articulaciones. Tus dedos se conectan a la mitad del pie, que a su vez se conecta con la parte de atrás del pie. Los 20 músculos se conectan a la red intrincada de huesos y te permiten caminar, pararte y girar sobre tus pies. Debido a la increíble cantidad de peso que colocas sobre los pequeños músculos del pie, puedes desarrollar tensión, que da lugar a calambres y a dolor. Sin embargo, muchas personas descuidan y no hacen ejercicios de estiramientos con estos músculos que trabajan tanto.

Estiramiento con dedos entrelazados

Los zapatos tienden a aplastar los dedos. Separa tus dedos para contrarrestar los calambres causados ​​por el calzado. Siéntate en una silla y coloca el tobillo derecho sobre el muslo izquierdo. Pon tu mano izquierda contra la bola de tu pie derecho. Enlaza un dedo entre los del pie, procurando que el pulgar quede alrededor del dedo gordo del pie. Mantén esta posición durante 20 o 30 segundos, permitiendo que tus dedos se relajen. Suelta y estira los dedos de tu pie izquierdo.

Puntas de los dedos

La punta del dedo aliviará la tensión de las articulaciones de los pies, conectando la parte media. Pon tu mano izquierda sobre los dedos del pie derecho. Apoya la punta de los dedos del pie derecho contra el pliegue de la muñeca izquierda y siente cómo la parte superior del pie descansa. Presiona el talón en tu mano contra la parte superior de tus dedos para que con suavidad puedas apuntar hacia el talón mientras estiras la parte superior. Repite el estiramiento con tu pie izquierdo.

Tirar y estirar los dedos

Estirar los dedos del pie en medio de la jornada de trabajo puede dar a tus pies un respiro agradable. Este estiramiento también te proporcionará alivio rápido si se produce un calambre. Pon tu mano derecha sobre los dedos del pie derecho. Apoya la punta de los dedos contra el pliegue de la muñeca derecha y descansa los dedos en la parte inferior del pie. Presiona el talón con tu mano en la parte inferior de los dedos para que sientas la presión hacia la espinilla. Repite el estiramiento con tu pie izquierdo.

Estiramiento de pie descalzo

Aunque puedes tener un estiramiento más profundo con los pies descalzos, puedes realizar este ejercicio con zapatos de suela blanda. Coloca las manos en la pared, mesa u otro objeto sólido. Pasa tu pie trasero derecho a una distancia de 12 pulgadas. Mantén la almohadilla del pie en el suelo mientras ruedas el talón. Presiona la almohadilla hacia abajo hasta que sientas un estiramiento en los dedos y en la parte inferior del pie. Repite este ejercicio con el pie izquierdo.

Estiramiento en posición de rodillas

Para un estiramiento más profundo, realiza este ejercicio en el piso colocando una rodilla. Comienza tu "declaración" de rodillas con una sola pierna. Mueve tus dedos de manera que la almohadilla del pie trasero toque el piso. Inclina los glúteos hacia atrás y por encima del talón. Mantén tus manos en el suelo para soportar su peso y regula la cantidad de peso que pongas en las puntas del pie que tienes atrás. Cambia de lado para estirar el otro pie.

Más galerías de fotos



Escrito por kristin shea | Traducido por xochitl gutierrez cervantes