Ejercicios de estiramiento para pies doloridos

Tanto si eres un corredor de larga distancia, o simplemente pasas la mayor parte del trabajo de pie, al regresar a casa con los pies cansados ​​y doloridos sólo buscas alivio. Si no tienes oportunidad de acudir con un masajista profesional o a un spa para pies, los ejercicios de estiramiento son una de las mejores alternativas para conseguir alivio temporal del dolor leve en los pies. Si experimentas dolor significativo, consulta con tu médico acerca de ejercicios de estiramiento de los pies.

Estiramiento para la fascitis plantar

La fascitis plantar es una causa frecuente de dolor en el pie, sobre todo en el talón. La fascia plantar es una banda de tejido que se extiende desde el talón hasta la parte inferior de su pie y llega casi hasta los dedos de los pies. Para estirar la fascia plantar, siéntate en el suelo con la rodilla doblada y agarra los dedos del pie con una mano. Lentamente dobla los dedos del pie con la mano y sostenlos así de 10 a 15 segundos. También puedes estirar la fascia plantar de pie frente a una pared y colocando un pie detrás del otro. Dobla ambas piernas a la altura de las rodillas y con los pies bien apoyados en el piso hasta que sientas un estiramiento en la parte posterior del talón. Mantén la posición de 10 a 15 segundos, y luego descansa y repite el ejercicio.

Estiramiento en banco

El estiramiento en banco es una forma sencilla de estirar los músculos de los pies después de un largo tiempo, o cuando sientes dolor. Encuentra un banco o una superficie elevada que pueda soportar tu peso. Párate con los pies en el banco y los talones colgando del borde. Baja lentamente el cuerpo para que tus talones queden por debajo del borde del banco; mantén la posición de 10 a 15 segundos. Levanta el cuerpo hacia atrás y descansa; repite el ejercicio de estiramiento tres o cuatro veces más.

Círculos con el tobillo

Círculos con el tobillo ayudan a estirar los músculos y tendones de tus pies. Para hacer círculos con los tobillos, siéntate o acuéstate en el suelo con la pierna extendida y el tobillo ligeramente elevado del suelo. Gira lentamente el tobillo hacia la derecha, entre cinco y 10 veces. Invierte los círculos con los tobillos girando hacia la izquierda entre cinco y 10 vueltas. Para variar el ejercicio de amplitud de movimiento del tobillo, también puedes intentar trazar las letras del alfabeto con el pie.

Estiramiento del tobillo

Para acceder directamente a los músculos en la parte superior y la parte inferior del pie, intenta estirar el tobillo. Comienza por sentarte en una silla con una pierna cruzada sobre la otra. Coge el pie con ambas manos. Coloca ambos pulgares en la parte superior del pie con los otros dedos rodeando el pie. Lentamente dobla la parte inferior de tu pie hacia fuera y mantén la posición de 10 a 15 segundos, para y descansa. Repite el ejercicio, esta vez doblando la parte inferior del pie para estirar su parte superior.

Más galerías de fotos



Escrito por james patterson | Traducido por sergio mendoza