Ejercicios de estiramiento para personas con esclerosis múltiple

Vivir con esclerosis múltiple puede ser difícil. La enfermedad afecta al sistema nervioso central y puede causar debilidad muscular, espasticidad, temblores, trastornos del equilibrio y dolor. Puede dificultar la actividad física, pero en algunos casos, la realización regular de ejercicios de estiramiento puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas. Antes de comenzar cualquier programa de ejercicios primero consulta con tu médico.

Estiramiento del gato

El estiramiento del gato ayuda a aflojar tu abdomen y la espalda, con lo que tus músculos y articulaciones estarán más flexibles. Comienza en el suelo sobre tus manos y rodillas. Arquea lentamente la espalda hacia arriba mientras metes la barbilla hacia el pecho y mantienes las manos y las rodillas en el suelo. Mantén esta posición durante unos segundos y después relájate de nuevo en la posición inicial. Descansa durante unos segundos y repite varias veces.

Estiramiento de la roca

El estiramiento de roca es otra rutina para las partes centrales del cuerpo y la espalda. Inicia apoyado sobre las manos y las rodillas. Asegúrate de que tus manos estén directamente debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Poco a poco gira hacia delante sobre las manos y luego hacia atrás sobre los tobillos, doblando las rodillas. Luego, lentamente, vuelve a la posición inicial y repite varias veces.

Rotación del tronco

La rotación del tronco puede ayudar a que tus caderas estén más flexibles y relajar los músculos de la espalda. Acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Coloca tus manos cómodamente detrás de la cabeza. Juntando las rodillas, bájalas lentamente hacia la izquierda. Continúa bajando, pero no hay necesidad llegar hasta el piso. Siente el estiramiento de 30 a 40 segundos y luego vuelve a la posición media. Baja las rodillas juntas hacia la derecha de la misma manera y siente el estiramiento de 30 a 40 segundos antes de volver a la posición inicial. Repite de dos a tres veces.

El puente

El puente ayudará a estimular los músculos de la espalda y las caderas. Inicia acostada en el suelo con ambas rodillas dobladas y los pies planos. Con los brazos a los lados, levanta lentamente las caderas hacia el techo. Siente esta posición durante unos segundos y luego desciende. Trata de no arquear la espalda, y levanta toda la parte media del tronco. Inhala mientras elevas las caderas y exhala mientras desciendes. Repite dos o tres veces más.

Más galerías de fotos



Escrito por tom stewart | Traducido por sergio mendoza