Ejercicios de estiramiento para enderezar la espalda y verte más alto

Varias veces al día, puedes hacer ejercicios para ayudar a fortalecer tu espalda y mejorar tu postura. Esto te ayudará a corregir la postura encorvada que puede resultar de trabajar delante de una computadora o frente a un escritorio todo el día. Estos ejercicios te ayudarán a fortalecer tus músculos débiles y a tener una mayor conciencia de tu postura.

De pie presionando contra la pared

El ejercicio de pie presionando contra la pared te ayudará a fortalecer los músculos profundos alrededor de la espina dorsal, al mismo tiempo que ejercitarás los abdominales y mejorarás tu postura. Debes hacer este sencillo ejercicio al menos una vez cada 20 minutos, cuando estés en el trabajo. Párate con la espalda recta contra la pared y deja que tu cabeza, hombros, glúteos, pantorrillas y la parte posterior de las manos la toquen. Empuja tu cuerpo y manos contra la pared tan fuerte como puedas. Realiza de cinco a seis respiraciones profundas a medida que empujes. Cuando hayas terminado, camina alrededor del área durante unos segundos y repite el ejercicio tres veces más.

Deslizarse por la pared estando de pie

Realiza el ejercicio de deslizamiento en la pared para que puedas fortalecer la fascia, así como los músculos posteriores de toda la espalda y de los hombros. Utiliza una pared lisa para este ejercicio. Párate de frente a una pared y coloca los costados de tus manos sobre la misma. Los pulgares deben apuntar lejos de la pared. Camina lentamente hacia la pared. Desliza tus brazos y manos de forma natural hasta que formes una letra “Y” con tu cuerpo. Camina hacia la pared hasta que los dedos de los pies, los muslos, el pecho y los codos toquen o casi estén tocando la pared. Debes sentir que los omóplatos casi están juntos. No toques la pared con la nariz ni con la frente. Si tienes masa corporal extra en la parte delantera de tu cuerpo y no puedes tocar la pared con todas las partes indicadas, llega lo más cerca de la pared como te sea posible. Mantén esta posición durante cinco respiraciones profundas, y luego vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio de cuatro a cinco veces más.

Sentadilla completa con brazos extendidos

La secuencia de estos ejercicios aumenta la fuerza de tu núcleo de fuerza y movilidad. El movimiento llevará a tus caderas y piernas a una sentadilla completa. Párate con los pies separados según el ancho de tus hombros y procura que los dedos de los pies apunten hacia delante frente a un escalón o plataforma similar. Levanta los brazos por encima de tu cabeza, e inclínate hacia adelante para poner tus manos sobre la plataforma. Baja tus glúteos de manera que realices una sentadilla y mantengas la columna vertebral erguida. Mantén la posición durante un par de respiraciones profundas. Empuja hacia abajo con las manos para que sientas cómo el músculo abdominal participa y te ayuda a mantener una postura erguida. Después, levanta los brazos por encima de la cabeza y empuja hacia arriba, manteniendo la columna vertebral en la misma posición. Procura no inclinarte hacia adelante.

Más galerías de fotos



Escrito por nick ng | Traducido por xochitl gutierrez cervantes