Ejercicios de entrenamiento para portero de soccer

El portero en el fútbol tiene la difícil e importante tarea de evitar que el oponente anote y debe poseer una gran variedad de habilidades para tener éxito. No sólo debes ser valiente ante un balón a alta velocidad volando hacia ti, sino que también debes ser capaz de anticipar los movimientos de tu oponente y reaccionar rápidamente para detener los disparos. Los porteros necesitan entrenar para ser veloces, ágiles y tener una buena coordinación de ojos y manos para defender su portería y alejar el balón de ella.

Atajar sentado

Una de las mejores maneras de entrenar a un portero es simulando lo que hace durante un partido. La atajada en posición sentada te ayuda a enfocarte en la coordinación necesaria para alcanzar el balón, sostenerlo, regresarlo a la cancha y prepararte para el siguiente tiro. Comienza sentándote en la línea de anotación con los pies extendidos hacia adelante. Pide a un compañero que se pare a 5 o 10 yardas de ti y que tire hacia la portería manteniendo los tiros a tu alcance. Ataja la pelota, abrázala contra tu cuerpo y lánzala de nuevo a tu compañero. Realiza repeticiones de 60 segundos cambiando la trayectoria y colocación de los tiros.

Lanzamiento lateral

El lanzamiento lateral es esencial en el arsenal del portero debido a que habrá muchas instancias en las cuales debe lanzarse por el aire para atajar el balón. El ejercicio requiere de un portero y un tirador. Coloca dos conos a unas cuantas yardas de distancia uno del otro. Te moverás lateralmente de un cono al otro. Una vez llegues al segundo cono el pateador tirará el balón a tu derecha o izquierda al regresar al primer cono y deberás lanzarte por el aire para atraparlo. Repite 20 veces para cada lado.

Ejercicios de manos

Los porteros realizan una combinación de atrapadas para bloquear el balón desde distintas distancias y ángulos y deben utilizar diferentes estilos de lanzamiento para regresar el balón hacia la cancha de juego. Este ejercicio requiere de dos porteros y un balón. Los porteros comienzan hincados y de frente uno al otro a unas yardas de separación. Deben pasar el balón entre si utilizando una variación de lanzamientos de una y dos manos, empujar el balón, golpearlo de manera controlada y atraparlo con una y dos manos. Al atrapar el balón, debes terminar abrazando el balón contra tu cuerpo antes de devolverlo a tu compañero. Realiza repeticiones de 60 segundos.

Reflejo y reacción

Los porteros tienen que reaccionar rápidamente sin saber de qué dirección vendrá el balón o hacia qué área de la portería estará dirigido. Para desarrollar reflejos más rápidos y mejorar tu tiempo de reacción, debes pararte de frente a la línea de anotación y de espalda a un compañero que pateará el balón. El pateador gritará justo antes de patear el balón. Al escuchar la señal, debes girar, evaluar rápidamente la trayectoria del balón y ajustar tu cuerpo para atajar el tiro. Realiza dos series de 20 repeticiones.

Más galerías de fotos



Escrito por brandi junious | Traducido por glen boyd