Los ejercicios y las enfermedades degenerativas de las articulaciones en la espalda baja

La habilidad de caminar y llevar a cabo las actividades normales de la vida diaria es primordial para mantener la independencia. La osteoartritis, también conocida como enfermedad de las articulaciones, pone esa independencia en riesgo si la inflamación y la degeneración de los discos ocurre en la espina dorsal. Aunque no hay cura para la enfermedad degenerativa de las articulaciones, puedes hacer ejercicios para ayudar a mantener la movilidad y fuerza en la columna vertebral.

Causas

La osteoartritis muestra sus primeros síntomas con dolor, sensibilidad y rigidez en las articulaciones afectadas. Los pacientes pueden perder la flexibilidad en la región lumbar de la espina, experimentando la sensación y escuchando los sonidos por la fricción en los huesos cuando caminan, se agachan o se voltean. La osteoartritis tiene mucha causas, las mujeres mayores de 40 años están en un riesgo mayor de padecerla que otros grupos, de acuerdo con profesionales de Mayo Clinic. Aparte de el envejecimiento, la osteoartritis se encuentra vinculada a las lesiones en las articulaciones, la debilidad de los músculos, la obesidad y la predisposición genética.

Factores que contribuyen con el desarrollo de la osteoartritis

Otros factores que aumentan tus probabilidades de desarrollar osteoartritis en la parte baja de la espalda incluyen las lesiones en los deportes o los defectos de nacimiento en las áreas afectadas. Ciertos tipos de trabajos que requieren de levantar objetos pesados repetidamente o de tensar la espalda baja pueden aumentar tus probabilidades de tener osteoartritis. Ciertas enfermedades también aumentan el riesgo, como la gota, la artritis reumatoide y la estenosis.

Diagnosis

El diagnóstico apropiado lo hace tu médico con la ayuda del historial del paciente así como con el uso de imágenes. Tanto las máquinas de rayos X como las de resonancia magnética muestran las articulaciones de la columna. Las imágenes de estas máquinas ayudan a diagnosticar los espolones óseos u osteofitos, la degeneración de los discos y la mala alineación de la columna que son resultado de la osteoartritis, u otras condiciones subyacentes que contribuyen a esta condición degenerativa. Consulta con tu doctor para determinar el mejor tratamiento y el programa de ejercicios para tu condición.

Tratamiento

No hay cura para la osteoartritis. El punto central del tratamiento es aliviar el dolor y reducir la inflamación donde es posible. El acetaminofén y otros antiinflamatorios no esteroideos y analgésicos pueden ser prescritos por vía oral. También se puede hacer uso periódico de las inyecciones de cortisona para reducir la inflamación y aliviar el dolor. Estas inyecciones son de uso limitado porque su repetición constante puede contribuir a una degeneración adicional.

Los beneficios del ejercicio

El ejercicio de estiramientos y el yoga producen beneficios preventivos y terapéuticos a los pacientes con osteoartritis. Debido a que no tiene cura, el ejercicio proporciona a los pacientes una sensación de dominio sobre la enfermedad, de acuerdo con G.C. Gardner M.D. de University of Washington Orthopaedics and Sports Medicine Center. Además los pacientes con sobre peso pueden perderlo como resultado del ejercicio, reduciendo el estrés en la espalda baja. Los pacientes también pueden aumentar la fuerza muscular, dándole más soporte a la columna vertebral para reducir la compresión y disminuir el progreso de la enfermedad.

Ejercicios

Los médicos recomiendan los ejercicios aeróbicos de bajo impacto para mantener la salud cardiovascular, perder peso y mantener la energía sin lastimar o forzar la espalda. La natación, los aeróbicos acuáticos, el ciclismo y caminar son altamente recomendados. Los ejercicios isométricos son recomendados por Gardner para mantener la musculatura de las articulaciones. Los estiramientos simples como abrazar tus rodillas al pecho mantienen la flexibilidad de la columna. La inclinación hacia atrás estando de pie arquea la espalda, abriendo la parte media y baja. Los ejercicios de fortalecimiento incluyen los levantamientos del tronco; éstos se hacen yaciendo sobre tu espalda y levantando tu cabeza y hombros del piso mientras mantienes los músculo abdominales contraídos. Usa una bola de equilibrio para hacer las abdominales y fortalecer los músculos que le dan soporte a la columna.

Más galerías de fotos



Escrito por kay miranda | Traducido por maria del rocio canales