Ejercicios para embarazadas de 26 semanas

Cuando ingresas en lo que normalmente son los últimos dos meses del embarazo, el ejercicio puede ayudarte a resistir siempre y cuando la enfermera te dé el ok. El ejercicio durante todas las etapas del embarazo puede ayudar a disminuir la fatiga, mejorar el sueño y aliviar la constipación además del dolor de espalda y de mejorar tu anímo. La actividad física adecuada puede mejorar las probabilidades de tener un bebé saludable, aliviar el trabajo de parte y acelerar tu recuperación posparto.

Guías generales

Si ejercitas regularmente, deberías poder mantener tu programa durante el embarazo con algunas modificaciones, según la American Pregnancy Association. El ejercicio no aumenta las posibilidades de una pérdida. Sin embargo, es importante escuchar a tu cuerpo. No ejercites nunca al punto de quedar exhausta, porque el bebé no recibirá el oxígeno que necesita. Evita un suelo inestable al correr o andar en bicicleta, ya que tus articulaciones son más débiles durante el embarazo y puedes tener lesiones más fácilmente. No levantes pesos por encima de tu cabeza ni utilices pesos pesados que pudieran dañar los músculos de tu baja espalda. Durante el segundo y tercer trimestre, que incluye la semana 28, evita acostarte boca arriba, ya que disminuye el flujo de sangre al útero.

Preocupaciones del tercer trimestre

La semana 28 cae dentro del tercer trimestre, cuando el tamaño de tu bebé y la posición pueden causar dolor e incomodidad. Tus piernas y pies podrían hincharse, haciendo que algunos ejercicios sean más difíciles. Caminar, nadar o montar una bicicleta fija pueden ayudar, ya que estos ejercicios aumentan la circulación de tus brazos y piernas. Una caminata rápida podría ser mejor idea que trotar o correr, que es más duro para tus articulaciones.

Yoga

El yoga puede ser una buena forma de ejercitar desde la semana 28 hasta el nacimiento de tu hijo. Se enfoca en la respiración, la relajación, la postura, la conciencia corporal, la fuerza, el rendimiento y la alineación. El yoga también puede aliviar los dolores y malestares asociados al último trimestre. Escoge un programa de yoga diseñado especialmente para las mujeres embarazadas, ya que algunas posiciones deben ser evitadas. En esta etapa del embarazo, presta atención al ritmo cardíaco. Si no puedes ejercitar y hablar al mismo tiempo, tu ritmo cardíaco es elevado y es momento de bajar la intensidad de tu entrenamiento.

Consideraciones

El tercer trimestre no es el tiempo de pensar en hacer dieta. Come saludablemente, pero consume por lo menos 300 calorías adicionales por día para darle la nutrición que necesita a tu bebé. Espera aumentar 25 o más libras durante el embarazo. Intenta ejercitar por lo menos tres veces por semana, pero escucha a tu cuerpo y reconoce cuándo parar. Asegúrate de que el médico sepa y apruebe tu programa de ejercicios durante el tercer trimestre.

Más galerías de fotos



Escrito por jim thomas | Traducido por sebastian castro