Ejercicios efectivos para mujeres con obesidad morbida

La "obesidad mórbida" es más bien un término descriptivo que un diagnóstico médico específico. Encontrarás distintas definiciones dependiendo de con quién te refieras. Una buena guía general es que tu peso es notablemente mayor que el peso mínimo que perjudica tu salud. Las mujeres con obesidad mórbida a menudo quieren perder peso, aunque su talla hace que la mayoría de los ejercicios también sean difíciles de realizar. Sin embargo, existen algunos ejercicios que incluso las personas con sobre peso pueden realizar, comenzando por una larga jornada para lograr un peso saludable.

Caminar

Una caminata diaria es un entrenamiento de bajo impacto que quema más calorías de lo que crees. Una mujer de 300 libras que camina a un paso moderado, quemará casi las mismas calorías que una mujer trotando la misma distancia. De acuerdo con el Dr. Mehmet Oz en "You: The Owner's Manual", puedes obtener resultados a partir de cualquier caminata que te ayude a sudar un poco. Si te das cuenta de que, al principio la caminata es muy pesada para tus piernas, puedes usar una caminadora para que te ayude durante tus primeros entrenamientos.

Ejercicio acuático

La grasa es menos densa que el agua. Ya que uno de los desafíos para las mujeres con obesidad mórbida es el peso de su grasa, el ejercicio en agua puede ser una buena elección porque la capacidad de flote soporta la mayor parte del peso. Puedes encontrar distintas opciones de ejercicios en agua en tu gimnasio local o en tu piscina comunitaria. Algunos ejemplos incluyen aerobics acuáticos, caminar en el agua, dar vueltas nadando e incluso la práctica de tai chi o yoga mientras te sumerges un poco. Para las mujeres que prefieren no salir en público en traje de baño, existen algunas instalaciones que ofrecen clases particulares durante la semana.

Tai chi

El tai chi es una forma deliberada de ejercicio y meditación que surgió en China. La práctica involucra el movimiento a través de una serie de posturas de artes marciales que mejoran el equilibrio, queman calorías y fortalecen tus músculos. Moverse tan despacio hace que este ejercicio sea bueno para el sobre peso, para las personas mayores y para otras personas cuyos cuerpos no soportan realizar opciones más agresivas de entrenamiento. Si no puedes mantenerte en pie durante mucho tiempo, puedes beneficiarte de esta práctica sentada en una silla.

Entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza quema algunas calorías que los ejercicios cardiovasculares aunque sigue teniendo beneficios saludables y de pérdida de peso. La gente obesa a menudo se sorprende del éxito con el entrenamiento de fuerza ya que se acostumbran a llevar mucho peso sobre sus cuerpos durante todo el día. Un curso de entrenamiento de peso también puede fortalecer los músculos que soportan tu cadera, tus rodillas y tus tobillos; las articulaciones a menudo tienen problemas cuando la gente con sobre peso grave comienza a hacer ejercicios que requieren estar de pie. De acuerdo con Miriam Nelson en "Strong Women Stay Young", el entrenamiento de fuerza es especialmente importante para las mujeres ya que las pesas pueden fortalecer tus huesos para disminuir la aparición de osteoporosis en años posteriores.

Más galerías de fotos



Escrito por jake wayne | Traducido por karen angelica malagon espinosa