Ejercicios divertidos de voleibol

Repetir ejercicios de voleibol puede ayudar a los jugadores de tu equipo a mejorar sus habilidades y a desarrollar buenos hábitos. Evita que tu equipo se aburra eligiendo ejercicios divertidos que mantendrán a los jugadores comprometidos con el deporte. Alterna ejercicios que se centren en diferentes habilidades como el servicio, la recepción y la colocación.

El pez muerto

El ejercicio del pez muerto, también conocido como práctica del tiro al blanco, ayuda a los jugadores a mejorar la consistencia de su servicio. Divide a tus jugadores en dos equipos y haz que se acomoden detrás de los extremos de cada lado de la red. Dale una pelota a cada equipo y ten a la mano un grupo de pelotas extra cerca del extremo de cada lado de la cancha. Utiliza cinta adhesiva para designar los lugares que a cada lado tendrán los jugadores para cuando tengan que hacer servicio. Pon un tiempo límite para el ejercicio y luego haz sonar el silbato para indicar el inicio del ejercicio. Todos los jugadores de ambos equipos deben comenzar haciendo el servicio simultáneamente. Cuando un jugador haga un servicio fuera de los límites de la red, debe correr a uno de los puntos designados del lado opuesto de la cancha y sentarse, eso significa que se ha convertido en un "pez muerto". Sus compañeros de equipo pueden rescatarlo si le mandan un servicio que pueda recibir sin levantarse. El equipo que tenga la menor cantidad de peces muertos cuando se acabe el tiempo, gana.

La pelota taltuza

El ejercicio defensivo de la pelota taltuza ayuda a los jugadores a aprender cómo recuperarse rápidamente y a salvar la pelota antes de que golpee el suelo. Haz que cada mitad del equipo se acomode detrás de un lado de la línea de juego. Comienza el ejercicio con dos jugadores de cada lado de la cancha. Los jugadores deben yacer sobre sus estómagos y esperar a que soples el silbato. Cuando inicie el juego, los jugadores deben saltar y buscar la pelota que lanzarás a algún lado de la cancha en el momento en el que soples el silbato. Si la pelota toca el suelo, los jugadores deben regresar al final de sus filas. Pero si uno de los jugadores salva la pelota haciendo una recepción, gana un punto. El juego continúa hasta que todos los jugadores hayan pasado a jugar varias veces.

Colocación

Este ejercicio de reto requiere que los jugadores coloquen la pelota muchas veces de forma continua. Los jugadores pueden hacer este ejercicio por su cuenta en sus casas, así como en las prácticas. Dale a cada jugador una pelota y haz que se dispersen en ambos lados de la cancha. Los jugadores deberían dejar mucho espacio entre ellos. Cuando soples tu silbato, todos los jugadores deben empezar a colocar la pelota sobre sus cabezas. Dales las instrucciones mientras los jugadores hacen colocaciones. Diles a los jugadores que se hinquen en sus rodillas, se sienten con las piernas cruzadas y finalmente se recuesten mientras hacen su ejercicio. Luego pídeles que se pongan de pie una vez más. Los jugadores que dejen caer su pelota estarán fuera. Continúa hasta que queden algunos jugadores y prémialos dejándolos tener una ronda de velocidad.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa porter | Traducido por karly silva