Ejercicios discretos que puedes hacer sentada en una silla

La actividad física adecuada es a menudo difícil de lograr, particularmente si tu trabajo de oficina te obliga a llevar un estilo de vida sedentario. Algunos simples cambios, como subir las escaleras o estacionarte lejos de la oficina para caminar un poco, te ayudarán, pero la gran cantidad de tiempo que pasas sentado en tu escritorio no hace nada por mejorar tu aptitud física. Aprovecha el tiempo que pasas sentado en una silla para refinar tu salud con unos discretos ejercicios que puedes realizar sentada en una silla.

Apretamiento de glúteos

Los apretamientos de glúteos te ayudarán a mejorar el tono y la forma de tu trasero, incluso mientras estás sentada en tu escritorio. Simplemente aprieta tus glúteos tanto como sea posible. Mantén la contracción por dos segundos, relájate y luego repite la contracción. Completa estas 20 contracciones cortas (y luego aprieta y sostén por 30 segundos). Repite la secuencia varias veces a lo largo del día.

Vacío de estómago

Este ejercicio te ayudará discretamente a fortalecer y acondicionar tus músculos abdominales. Siéntate en tu silla con tu espalda derecha. Ahueca tu estómago empujando tu ombligo hacia tu columna tanto como sea posible. Mantén esta posición de cinco a 10 segundos, respirando normalmente durante el ejercicio. Repite de 10 a 15 veces.

Elevaciones de rodilla

Las elevaciones de rodilla se enfocan en los músculos abdominales y también el los flexores de cadera. Siéntate en tu silla con los músculos de tu estómago estabilizados y tu espalda derecha. Mantén esta posición, eleva tu rodilla derecha 4 pulgadas. Concéntrate en usar tu abdomen para el movimiento. Lentamente baja tu pierna y repite con tu rodilla izquierda. Continúa alternando las piernas moviendo de una manera controlada y lenta hasta que hayas completado de 10 a 20 elevaciones con cada pierna.

Flexión de pierna

La flexión de pierna te permite trabajar de manera discreta con los músculos de la parte posterior de tu muslo. Siéntate en tu silla con tus rodillas flexionadas a 90 grados con tus pies planos en el suelo. Presiona tu pie derecho en el suelo mientras contraes los músculos de tu pantorrilla como si estuvieras elevando tus talones hacia tu trasero, excepto tu pie que mantiene su posición en el suelo. Mantén la contracción por 30 segundos, luego repite el ejercicio con tu pierna izquierda.

Movimiento de pies

Este ejercicio trabaja los músculos inferiores de la pierna, particularmente los tríceps surae y el tibialis anterior. Mientras te sientas derecho en tu silla, coloca tus piernas a 90 grados y coloca tus pies planos sobre el suelo. Presiona los cojinetes de tus pies en el suelo para elevar tus talones tan alto como sea posible. Contrae tus pantorrillas en la parte superior del movimiento. Baja tus talones hasta el suelo e inmediatamente eleva tus dedos de 1 a 2 pulgadas del suelo, de manera que los músculos de la parte frontal de tu espinilla estén completamente contraídos. Baja los dedos de tus pies de regreso al suelo.

Presiones de brazos

Este ejercicio se enfoca en los músculos de los tríceps en la parte posterior de tu brazo superior. Descansa tus brazos en el escritorio de manera que tus brazos estén flexionados 90 grados. Siéntate derecho y estabiliza tu abdomen. Mantén esta posición y presiona tus brazos en la parte superior de tu escritorio como si estuvieras enderezando tus codos. Sostén esta posición por 30 segundos y luego relájate. A continuación, coloca tus brazos por debajo de tu escritorio con tus palmas hacia arriba. Presiona tus brazos en el escritorio para contraer tus bíceps y sostén por 30 segundos antes de relajarte.

Más galerías de fotos



Escrito por jen weir | Traducido por reyes valdes