Ejercicios con discos deslizantes

Los ejercicios en los que tienes que sostener tu propio peso ayudan a mantener la densidad ósea y evitar la osteoporosis, pero las actividades de este tipo que además son de alto impacto para las articulaciones pueden ocasionar lesiones en las personas con problemas en las articulaciones y los ligamentos. Los discos deslizantes reducen el riesgo de sufrir algún daño. Cuando se colocan debajo de los pies o las manos, estos discos facilitan los movimientos mientras te deslizas en todas las direcciones. Debido a que tus manos o pies permanecen en constante contacto con la superficie, los discos deslizantes proporcionan ejercicios en los que aguantas tu propio peso con bajo impacto para tus articulaciones. Los fabricantes diseñan discos que funcionan bien en pisos con alfombra o de madera.

Variaciones de las lagartijas

Las lagartijas con discos deslizantes combinan los beneficios de una prensa de banca y una mosca de pecho. Comienza asumiendo la posición para hacer lagartijas y coloca los discos bajo tus manos, las cuales deben estar juntas mientras tienes los brazos estirados. Desliza separando tus manos a medida que doblas tus codos y bajas tu cuerpo hacia el piso y juntalas a medida que estiras tus brazos y levantas tu cuerpo. Para trabajar la parte interna y externa de los muslos, coloca los discos bajo tus pies. Desliza separando tus piernas a medida que doblas tus codos haciendo la lagartija. Contrae la parte interior de tus muslos a medida que estiras tus brazos y deslizas tus pies juntándolos.

Embestidas deslizantes

Los ejercicios multidireccionales con discos deslizantes trabajan tus glúteos, cuádriceps, tendones y la parte interior y exterior de los muslos. Párate y coloca un disco bajo tu pie derecho. Levanta tu talón derecho y desliza tu pierna derecha hacia atrás, doblando ambas rodillas. Usa los músculos de tu torso para ayudarte a mantener tu espalda derecha. Haz 10 repeticiones en cada pierna. Para añadir más trabajo en los muslos interiores, dobla tu rodilla izquierda a medida que deslizas tu pierna derecha hacia un lado. Mueve tu cadera hacia atrás, como si estuvieras haciendo una sentadillas. Endereza tus piernas y contrae la parte interior del muslo para arrastrar tu pierna derecha de vuelta la posición inicial.

Tendones y parte interior de los muslos

La variación del puente de tendones tiene parecido a un ejercicio que se lleva a cabo con la bola de estabilidad, pero los discos proporcionan más fricción y hacen que el ejercicio sea más demandante. Acuéstate boca arriba con tus rodillas dobladas y un disco bajo cada pie. Levanta tu cadera para crear un puente permanece en esta posición mientras enderezas y doblas deslizando cada pierna 10 veces. Regresa a la posición inicial y haz dos series más. Para trabajar la parte interna y externa de los muslos, permanece en el puente y desliza tus piernas juntándolas y separándolas.

Entrenamiento específico para los deportes

Los discos deslizantes también facilitan los ejercicios específicos de los deportes. Para entrenarse para el esquí a campo traviesa, párate con un disco bajo cada pie. Desliza un pie hacia adelante y el otro hacia atrás en un movimiento continuo mientras simulas los movimientos de los palos del esquí nórdico con tus brazos. El ejercicio del escalador de montañas utiliza los músculos necesarios para el montañismo, incluyendo los músculos del torso cuádriceps, glúteos y tendones. Colócate en posición de lagartija con un disco debajo de cada pie. Dobla una rodilla y deslízala hacia tu pecho. Endereza tu pierna y repite el movimiento con la otra pierna. Continua tanto como puedas hacerlo manteniendo la postura apropiada.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa mercer | Traducido por maria del rocio canales