Ejercicios para después de una radiculopatía cervical

La radiculopatía cervical, causada por la presión sobre los nervios en el área del cuello, puede ser dolorosa y debilitante. El alivio del dolor es posible con la atención y ejercicios adecuados. El objetivo del ejercicio de tu área cervical es aliviar la presión sobre los nervios y restaurar la movilidad y flexibilidad.

Ejercicios con la pelota de terapia

Una pelota de terapia es una bola grande que tal vez podrías ver que es utilizada por personas dentro de gimnasios o para terapia física. Realizar ejercicios con este tipo de pelotas es simple como sentarse sobre ésta y botar por cinco minutos al día. El rebote debe ser lo suficientemente ligero de modo que no caigas de la pelota. Este ejercicio ayuda incluso si tu protuberancia se encuentra en la columna cervical. Los discos no reciben el flujo sanguíneo, así que cada disco almacena oxígeno y nutrientes. El único medio para proporcionar oxígeno y nutrientes proviene de acciones físicas. Los ejercicios con pelota de terapia proporcionan oxígeno y nutrientes necesarios para los discos bombeándolos físicamente en éstos. Esto funciona en cada disco en la columna vertebral, así que no importa en qué parte de tu columna se encuentre el problema, esto lo afectará.

Ejercicios de estiramiento

Restaurar la flexibilidad es importante en el tratamiento de la radiculopatía cervical. Los músculos apretados causan rigidez y conducen a la presión sobre los nervios de los músculos y las estructuras circundantes. Los ejercicios de estiramiento aumenta la flexibilidad y reducen la presión sobre los nervios. De acuerdo a Orthopaedic Surgeon, un sitio web gestionado por el cirujano de espina dorsal de Nueva Zelanda, Dr. Greg Finch. Tu doctor puede recetarte tracción cervical u otra terapia tal como compresas frías o calientes, estimulación muscular eléctrica, isométricos y ejercicios de estiramiento. Para realizar estiramientos cervicales comienzan con la flexión del cuello. En una posición sentada, dobla lentamente la cabeza hacia el pecho. Coloca tu mano en la parte posterior de la cabeza y empuja suavemente hacia adelante hasta sentir un estiramiento, espera unos segundos y suelta. Repite esto tres veces. Realiza esta misma maniobra con tu cabeza doblada hacia la espalda y a cada lado hacia los hombros.

Ejercicios isométricos

Los ejercicios isométricos permiten el fortalecimiento muscular mientras limitan el movimiento articular. La resistencia proporcionada por ejercer la fuerza contra un objeto relativamente inmóvil, mejora la fuerza muscular sin arriesgar la irritación del nervio por un movimiento excesivo. Según lo que establece Center for Orthopedic and Sports Excellence, los ejercicios que producen movimiento del cuello pueden agravar el dolor y los espasmos musculares. Los ejercicios isométricos de cuello lo fortalecen sin la irritación de los tejidos blandos o empalmes de la zona cervical. Para realizar los ejercicios isométricos de cuello, desde la posición sentada, dobla la cabeza hacia adelante y coloca tu mano sobre la parte posterior de la cabeza. Lentamente levanta la cabeza y aplica presión sobre la espalda con la mano. Empuja tu cabeza en contra de tu mano. Mantenla pulsada durante unos segundos. Repite tres veces. Al igual que con estiramientos del cuello, repite la maniobra hacia la parte posterior y a ambos lados de la cabeza hacia los hombros.

Más galerías de fotos



Escrito por mark little | Traducido por valeria garcia