Ejercicios para deshacerse de la papada

Problemas específicos con un área del cuerpo requieren de ejercicios especiales. Los ejercicios faciales combaten las arrugas y la papada, o la piel suelta de las mejillas inferiores y la quijada, al mejorar tus músculos faciales y apretando la piel. En lugar de concentrarte solamente en la papada, practica ejercicios que involucren cada área de tu rostro para asegurar resultados uniformes. Mantén un régimen de ejercicio consistente; las mejoras visibles podrían tardar meses.

Mastica

El movimiento de masticar es un ejercicio apto para la papada. Inclina la cabeza hacia arriba ligeramente con los labios casi tocándose y realiza un set de movimientos de masticar cada día para ayudar a apretar la papada y eliminar la doble barbilla. Cada movimiento toma aproximadamente un segundo y es el mismo movimiento que utilizarías para masticar comida o goma de mascar.

Fruncir

Frunce tu rostro mientras utilizas tus dedos para jalar las esquinas de tu boca. Sostén por cinco segundos y repite el ejercicio 10 veces, dos veces al día. Realizar estos ejercicios estando acostada mejora su eficacia.

Sonríe

Ejercitar los músculos involucrados con la sonrisa ayuda a dar tono a la papada. Sonríe tan ampliamente puedas mostrando tus dientes y sostén la sonrisa al inclinar tu cabeza de atrás hacia adelante. Cambia la sonrisa por un fruncido y repite el ejercicio. De manera alternativa, cierra los labios con una sonrisa apretada y aprieta los músculos del cuello, sostén la posición por un minuto. Flexiona los músculos del cuello durante el ejercicio si así lo prefieres. Un tercer ejercicio implica el colocar tu labio inferior sobre el superior inclinando tu cabeza y sosteniendo una sonrisa congelada hasta que te sea incómodo. Repite cada uno de estos ejercicios unas cuantas veces al día.

Otras opciones

Otros ejercicios encaminados a apretar la papada involucran el mover tus labios, músculos de las mejillas y mandíbula. Tienes más de 50 músculos en el rostro, así que las opciones abundan para ejercitarlos. Comienza a ejercitarte antes de que la papada comienza a colgar para ayudar a prevenir el problema. Elegir estos ejercicios naturales sobre otros métodos como la cirugía cosmética evita los problemas asociados como el daño a los nervios y también te ahorra dinero.

Más galerías de fotos



Escrito por jen morel | Traducido por glen boyd