Ejercicios para el cuello que ayudan con el dolor cervical

El dolor cervical es el daño a los tejidos blandos del cuello por un movimiento de sacudida repentina, como la causada por un accidente de auto o un paseo en el parque de atracciones. Según los Institutos Nacionales de Salud, una persona que sufre de dolor cervical debe realizar ejercicios de rehabilitación del cuello con movimientos coordinados y que fortalecen la columna vertebral completa. Medline Plus sugiere que las víctimas de dolor cervical hagan ejercicios de estiramiento después de su cuello se cure para reducir el riesgo de rigidez o dolor crónico como resultado persistente de dolor cervical.

Inclinación de la barbilla

Párate en una ducha de agua caliente durante varios minutos para relajar los músculos. Todavía en la ducha, inclina la barbilla hacia adelante hasta tocar tu pecho. Lentamente levanta la barbilla e inclina la cabeza hacia atrás hasta mirar el techo. Relájate durante unos segundos y repite de 5 a 10 veces.

De lado a lado

Párate en una ducha de agua caliente para relajar los músculos si es necesario. Gira lentamente la cabeza lo más lejos posible para mirar hacia la izquierda. Vuelve a la posición inicial y gira la cabeza para mirar a la derecha. Repite de cinco a 10 veces.

Giros de cabeza

Párate en una ducha de agua caliente durante varios minutos, si es necesario. Inclina la cabeza hacia el lado derecho para que tu oído derecho se dirija hacia tu hombro derecho. Poco a poco lleva la cabeza hacia atrás a la posición normal y luego gira la cabeza hacia el lado izquierdo, para que tu oído izquierdo se dirija hacia el hombro izquierdo. Repite de cinco a 10 veces.

Estiramiento de cuello

Lentamente deja caer tu barbilla hacia tu pecho. Mantente en esta posición durante unos diez segundos. Inclina suavemente tu cabeza una pulgada a la derecha y luego una pulgada a la izquierda.

Más galerías de fotos



Escrito por maggie lynn | Traducido por juan orduna