Ejercicios de corrección del desequilibrio muscular

El desequilibrio muscular se refiere a dos grupos de músculos en los que un grupo es más fuerte o más débil que el otro. Esto es análogo a tener un mejor equilibrio al montar una bicicleta con una mano en cada lado del manillar que con una sola mano. Los ejercicios correctivos pueden ayudarte a restaurar el equilibrio entre los dos grupos de músculos y los grupos musculares adyacentes que puedan afectar el desequilibrio muscular.

Tipos de desequilibrio muscular

El profesional en condición física Anthony Carey identifica varios tipos de desequilibrios posturales que pueden incrementar el riesgo de padecer dolor, ellos incluyen la inclinación anterior de la pelvis, inclinación posterior de la pelvis y la cifosis con la cabeza hacia adelante. (Ref. 1) La inclinación anterior de la pelvis puede ser causada por tensión en los flexores de la cadera y en el recto femoral del muslo, haciendo que la pelvis se incline hacia adelante, aumentando la extensión en la espalda baja y levantando las nalgas. La inclinación posterior es la inclinación hacia atrás de la pelvis, reduciendo la extensión de la espalda inferior y la curvatura de las nalgas. La cifosis es la excesiva flexión de la espina dorsal superior, que suele ir acompañada de la protrusión de la cabeza y la protracción del hombro.

Papel del ejercicio correctivo

El ejercicio correctivo es a menudo utilizado por los fisioterapeutas y profesionales de ejercicio para restaurar la función y el equilibrio de los grupos musculares. Por ejemplo, estirar el pecho y los músculos abdominales y fortalecer los músculos de la espalda y posteriores es generalmente recomendado a las personas con cifosis. Cada desequilibrio postural y muscular requiere diferentes conjuntos de ejercicios correctivos para reducir la gravedad de la condición. Por lo tanto, no hay un enfoque único para abordar todos los desequilibrios musculares.

Eficacia del ejercicio correctivo

El método del ejercicio correctivo puede ayudar a mejorar los desequilibrios musculares y la postura. En un estudio realizado en la Universidad de Teherán en Irán, los participantes de un programa de ejercicios correctivos integrales que abordó todo el cuerpo durante 12 semanas tuvieron una mejoría significativa en su postura cifótica que los que realizaron ejercicios correctivos locales que se ocuparon sólo de la parte superior del cuerpo . En otro estudio publicado en "Clinical Rehabilitation", investigadores de la Universidad de El Cairo en Egipto encontraron que una combinación de ejercicios correctivos y métodos tradicionales de rehabilitación pueden ayudar a los adolescentes que sufren de escoliosis a mejorar su postura y función.

La correlación no implica causalidad

Al igual que con cualquier método médico o ejercicio, el ejercicio correctivo puede no funcionar para todos. El fisioterapeuta Mike Reinhold afirma que algunas personas pueden tener desequilibrios musculares que son causados ​​por enfermedades, dolor, alteraciones estructurales y problemas neurológicos. Por lo tanto, ninguna cantidad de ejercicio correctivo puede abordar el desequilibrio muscular. Algunas investigaciones muestran que hay poca correlación entre los desequilibrios musculares y la mala postura con el dolor. Un estudio publicado en la edición de septiembre de 2002 de "The Journal of Orthopaedic and Sports Physical Therapy", mostró que la debilidad de los músculos abdominales, inclinación pélvica, dismetría y la magnitud de la lordosis de la columna lumbar no se asociaba con el dolor de espalda baja entre los 600 participantes del estudio.

Más galerías de fotos



Escrito por nick ng | Traducido por martin santiago